El 18,86% de las demandas que la compañía de peritaciones y valoraciones sanitarias en el ámbito judicial y extrajudicial ha tramitado corresponden a Traumatología; seguidas en menor medida por Cirugía general y del Aparato Digestivo (9,67%) y Medicina Interna (8,89%). Por su parte, las menos conflictivas han sido Urgencias (4,50%) y Neurología (3,36%).

Las causas de queja más relevantes durante el pasado año han sido las complicaciones quirúrgicas y la asistencia inadecuada, en un 26,22 y un 22,80% respectivamente. A estos motivos principales les siguen los retrasos en el diagnóstico (21,25%), las complicaciones terapéuticas (8,99%) y, rara vez, los errores de tratamiento (4,07%).

“El análisis de los distintos aspectos de la responsabilidad sanitaria con criterios estadísticamente valorables, permite conocer en qué urge aplicar sistemas de prevención del riesgo de demanda o en qué medida podemos facilitar la resolución extrajudicial de los conflictos sanitarios, entre otros aspectos”, justifica director médico de Promede, Luis Bernaldo de Quirós.