El plan de salud introducido por la compañía BSH Electrodomésticos España ha permitido reducir un 12% los trastornos musculoesqueléticos en los últimos 4 años. El plan se gestiona de una forma global y abarca la educación, la prevención, la vigilancia, la asistencia sanitaria, la reincorporación, el análisis, la información y la formación, informan fuentes de la empresa en una nota de prensa.

El plan de salud prevé un diagnóstico y tratamiento precoz que incluye consultas externas de Traumatología y Rehabilitación que suponen un 98% de eficacia clínica. Solo un 2% de los trabajadores que reciben este servicio causan baja laboral y, cuando ocurre, el personal sanitario analiza el porqué de la enfermedad con el objetivo de establecer programas específicos a futuro y reducir las patologías más frecuentes.

La empresa señala que promueve actividades de mindfulness que ayudan a disminuir aquellas patologías musculares provocadas por estrés como las contracturas. Además, organiza sesiones individualizadas de fisiocoaching que buscan la educación postural. El plan de salud involucra a 3.200 trabajadores de las plantas de BSH en España.

Para facilitar la realización de ejercicios de estiramiento a lo largo de la jornada, se han habilitado salas en todos los centros de trabajo. La compañía indica que se ha apreciado una leve mejora de los índices de incidencia y duración media de las lumbalgias (de 3,4 a 1,84 días). Para diseñar el plan de salud se han llevado a cabo estudios en los que han participado más de 220 empleados voluntarios.

La compañía también ha colaborado en el desarrollado de un manual de estiramientos específicos y una aplicación móvil que asesora a los trabajadores para evitar lesiones por sobrecarga. Entre las líneas de investigación que se van a seguir, figura la instalación de máquinas de descompresión vertebral en áreas de montaje para reducir las molestias de espalda. También se van a incorporar diversas acciones para fomentar la actividad física, según subraya la empresa.