Según ha informado el centro universitario, Brian Gomez tiene 28 años y se quedó tetrapléjico hace 5 años en un accidente de dirt biking. El pasado junio, se sometió a una cirugía en la que médicos del Ronald Reagan UCLA Medical Center le implantaron un estimulador de 32 electrodos cerca de la vértebra C5, en la mitad del cuello.

Además del estimulador, implantaron una pequeña batería y una unidad de procesamiento bajo la piel de la zona lumbar del paciente. A esto se suma un mando a distancia que se utiliza para regular la frecuencia y la intensidad de la estimulación, que en este caso se realiza a través de la columna y no del cerebro, como en otros dispositivos ya existentes.

El equipo, dirigido el profesor Daniel Lu, ya había usado la estimulación eléctrica para rehabilitar a pacientes parapléjicos. La respuesta de Gomez al implante ha abierto la puerta a la esperanza para personas que hayan perdido la movilidad en todas sus extremidades. El objetivo es conseguir que puedan volver a hacer tareas cotidianas, como prepararse un café.