La Administración Trump ha despedido al Consejo Asesor Presidencial sobre el VIH (PACHA), según los informes de los medios estadounidenses. 6 miembros del consejo renunciaron en junio para protestar por las políticas de salud del presidente estadounidense. Los 10 miembros restantes han sido despedidos, según ha informado el diario Washington Post.

Las terminaciones fueron efectivas de inmediato. Entre los médicos expertos en VIH despedidos por Trump destaca el epidemiólogo Patrick Sullivan, quien había sido nombrado para un mandato de 4 años en mayo de 2016 bajo el expresidente de los EE. UU., Barack Obama. PACHA, fundada en 1995, proporciona asesoramiento a la administración con respecto a las políticas y la investigación sobre el tratamiento, la prevención y la curación del VIH y el Sida.

"La Administración Trump no tiene una estrategia para abordar la epidemia actual de VIH, busca cero aportes de los expertos para formular políticas sobre esta enfermedad", dijo Scott Schoettes, abogado de la organización de derechos LGBT, Lambda Legal. Trump quería hacer cambios en el comité asesor para encontrar sus propios designados, según indican medios estadounidenses.

La dirección ejecutiva del consejo, que abandera B. Kaye Hayes, ha denominado estos despidos como "un esfuerzo para incorporar nuevas voces" a un nuevo consejo que comenzaría en 2018. "Los miembros actuales del Consejo de Asesores Presidenciales sobre el VIH han recibido ya la carta por la que se les informa de la finalización de su nombramiento", según el comunicado de Hayes.

Hayes puntualiza que "los cambios en la composición de los comités asesores son un fenómeno común". Este no es el primer consejo de asesores que Trump ha desmantelado desde que asumió el cargo. El pasado mes de agosto, el presidente norteamericano disolvió el panel de expertos federales sobre cambio climático.