El presidente Donald Trump tendrá su primer examen físico médico desde que se convirtió en presidente. Trump deberá viajar al suburbio de Bethesda en Washington para someterse al examen en el Centro Médico Militar Nacional Walter Reed, según informa la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders.

El doctor Ronny Jackson llevará a cabo el examen médico a Trump y publicará una breve declaración después. Jackson ha sido médico del presidente durante 3 administraciones consecutivas, ha dicho Sanders. Jackson compilará los resultados del examen y se unirá a Sanders en la sala de informes el martes para dar un informe detallado y responder preguntas.

Trump, de 71 años, asumió el cargo hace un año como el presidente más mayor en comenzar su primer mandato. Los últimos detalles disponibles al público sobre su salud fueron emitidos en septiembre de 2016 por su médico personal, el doctor Harold Bornstein, quien dijo que Trump "será el individuo más saludable que se haya elegido".

Trump evita el ejercicio que no sea el golf y, según se informa, disfruta de la comida rápida y la gaseosa dietética, sobre todo. No hay antecedentes familiares de enfermedad cardiaca prematura y los padres de Trump vivieron entre los 80 y 90 años. El examen médico del presidente no incluirá ninguna evaluación de su salud mental o agudeza visual, dijo la Casa Blanca.

La semana pasada se llamó a sí mismo un "genio estable" después de que un libro lo retratara como poco intelectual y emocionalmente inadecuado para la presidencia. "Pasé de ser un muy exitoso hombre de negocios, a estrella de la televisión, a presidente de Estados Unidos (en mi primer intento). Creo que eso me calificaría no como listo, sino genio", escribió Trump en Twitter.