El convenio prevé extenderse a toda la Atención Primaria del ICS, con la actuación coordinada de los servicios sociales y las entidades del tercer sector de cada municipio, según informa el departamento de Salud de la Generalitat. Los trabajadores sociales, de acuerdo con los criterios validados por el ICS y la ONG Banco Farmacéutico, valorarán si la solicitud de las personas sin recursos se adecúan a este programa y, en caso afirmativo, realizarán la solicitud.

Una vez aprobada la misma, el convenio permitirá que el beneficiario se dirija a una de las farmacias que forman parte del programa a recoger el tratamiento de forma gratuita, con el comprobante del Banco Farmacéutico que le han dado en el Centro de Atención Primaria (CAP).

Son los profesionales del CAP los que hacen un seguimiento de los pacientes beneficiarios y, cada 6 meses, valoran la continuidad de la ayuda. Hasta ahora, se han constituido mesas de trabajo con los municipios de Badalona, Santa Coloma de Gramenet, Barberà del Vallès y Sant Adrià de Besòs, para implantar el fondo social de medicamentos. El programa ha cubierto, hasta ahora, la medicación de 1.716 personas, con un gasto total de 187.000 euros, y ha contado con la colaboración de 270 farmacias para dispensarla.