La formación y la actividad académica de los urólogos jóvenes y residentes de Urología de España es baja, según un estudio.

La actividad académica de los urólogos jóvenes y residentes de Urología españoles es baja. Así lo asegura un estudio realizado por el Grupo de Trabajo de Residentes y Jóvenes Urólogos de la Asociación Española de Urología (RAEU) que indaga también en el estado de la formación de este colectivo. Los resultados se han publicado en la revista Actas Urológicas Españolas.

El trabajo tenía como objetivo conocer el estado de la formación y la actividad académica de los urólogos jóvenes y residentes de Urología de España. Con este fin, se diseñó una encuesta anónima con 32 preguntas. La actividad académica se definió por:

  1. Número de comunicaciones a congresos.
  2. Publicaciones en revistas nacionales e internacionales.
  3. Rotaciones clínicas dentro y fuera de España.
  4. Realización de máster y/o doctorado (PhD).
  5. Solicitudes para realizar el examen de la European Board of Urology.
  6. Competencias en idioma.

Resultados

Respondieron a la encuesta 91 personas. El 66% dijo no haber publicado en revistas científicas y el 67% no haber realizado rotaciones en el extranjero. El mismo porcentaje consideraban alta o muy elevada la relevancia de la actividad académica e investigadora. Solo el 2% habían realizado un fellowship, aunque la mayoría estaban interesados en llevarlo a cabo.

De acuerdo con los resultados, las publicaciones, la producción científica y la actividad académica de los urólogos jóvenes y residentes de Urología españoles es baja. También era baja la participación en el examen de la European Board of Urology (21%), así como la realización de doctorados, másteres, rotaciones y fellowships. “Sin embargo, la valoración de la actividad científica es considerada como muy relevante”, destacan los autores.