Según explican los autores, el objetivo de la investigación era evaluar la seguridad y la eficacia del implante hidráulico de pene de 3 componentes ZSI 475. Se implantaron 29 prótesis en 28 pacientes de 5 centros europeos entre septiembre de 2012 y diciembre de 2016. Tenían 60 años de media.

Se realizó un seguimiento medio de 35 meses. Las complicaciones postoperatorias de la colocación de este implante hidráulico de pene se limitaron a la torsión de la bomba escrotal, una rotura de tubo y un hematoma escrotal. Todas las prótesis eran funcionales; el 92,86% de los pacientes estaban satisfechos.

Partiendo de estos datos, los investigadores concluyen que la implantación, los riesgos de complicaciones, el resultado funcional y la satisfacción del paciente con el implante hidráulico de pene ZSI 475 son similares a los que se dan con otros implantes como AMS 700 o Coloplast Titan.