Anton J. Landgren, autor principal del estudio, y su equipo estudiaron los casos de 29.968 pacientes adultos de gota y 138.678 sujetos control, cuyos datos se obtuvieron del registro sueco de salud. Entre 2006 y 2012, los afectados de gota presentaron 678 eventos de nefrolitiasis, con una tasa de incidencia general de 6,16 eventos por cada 1.000 años-persona. Mientras, entre los controles se produjeron 2.125 eventos con una tasa de 3,85 por cada 1.000 años-persona.

En el grupo de pacientes con gota, los mayores ratios de incidencia se observaron en hombres de entre 20 y 39 años, mientras que, en el grupo de control, se dieron en hombres de entre 60 y 78 años. Landgren señaló la diabetes, la obesidad y el sexo masculino como factores de riesgo entre los voluntarios enfermos y la enfermedad renal y el sexo masculino entre los sanos.

Tanto en el grupo de casos como en el de controles, el uso de diuréticos resultó efectivo en la disminución, de hasta un 34%, del riesgo de nefrolitiasis. Sin embargo; el consumo de losartán, un bloqueador de los receptores de angiotensina, aumentó el riesgo de cálculos renales en el grupo no afectado por gota. Tampoco se observó un efecto protector del alopurinol administrado en dosis bajas en la práctica clinica.