Según informa la agencia Notimex, el síndrome de vejiga hiperactiva es una patología caracterizada por la urgencia urinaria, con o sin escapes de orina, así como por un aumento de la frecuencia miccional tanto de día como de noche. Puede darse tanto en hombres como en mujeres de entre 40 y 50 años, sobre todo.

Se trata de una enfermedad que afecta de forma negativa a la calidad de vida de los pacientes, tal y como recordó el urólogo del Hospital de Especialidades del Centro Médico Nacional Siglo XXI, Jorge Moreno, quien explicó las soluciones con las que cuentan los afectados por el síndrome de vejiga hiperactiva. Estas van desde el uso de toallas sanitarias o pañales hasta la ubicación cercana de baños.

Frente a estas medidas, el jefe de Urología del centro Fleury Medicina e Saúde de Sao Paulo (Brasil), José Carlos Truzzi, destacó la existencia de una nueva terapia, el mirabegrón. “Antes de la llegada de esta nueva molécula, los pacientes eran tratados con fármacos llamados antimuscarínicos”, señaló el brasileño, que mencionó los efectos secundarios de esos medicamentos, como boca seca y estreñimiento.

De acuerdo con Steven Kaplan, del Instituto de Salud de Vejiga y Próstata de Nueva York (Estados Unidos), el nuevo tratamiento para el síndrome de vejiga hiperactiva activa los receptores beta-3 que provocan la relajación de los músculos de la vejiga, lo que aumenta su capacidad y reduce el número de contracciones.

“Ofrece un excelente perfil de seguridad y tolerabilidad versus diversos fármacos antimuscarínicos”, añadió el investigador sobre esta molécula, aprobada en septiembre por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) de México. Se prevé salga al mercado el año que viene.