El gran volumen de población española ostomizada (13.000 nuevos casos anuales), así como la elevada repercusión emocional que conlleva la patología, ha llevado al Hospital Royo Villanova a abrir una unidad específica para el cuidado integral de pacientes con ostomías. El objetivo, según informa el centro en una nota de prensa, es “ayudar a estos enfermos a normalizar cuanto antes su situación”.

En este sentido, el supervisor de Enfermería en los servicios de Cirugía General y Urología, Javier Campillo, ha explicado que los cuidados “no se pueden quedar solo en el aspecto biológico o físico de la ostomía”, ya que esta tiene también una repercusión sociológica, psicológica y laboral. En este programa de cuidados completos destaca el seguimiento y la información al paciente.

“Está comprobado que, si el paciente ostomizado está bien educado en su patología, tendrá una menor incidencia de complicaciones”, explica la enfermera Lucía Puisac, responsable de la nueva unidad de ostomías. “Es fundamental contactar con el paciente antes de la ostomía para coordinar un programa de cuidados completos que le permitan adaptarse a su nueva condición física”.

Por su parte, el doctor Juan Luis Blas, jefe del servicio de Cirugía General, ha justificado la creación de la unidad dado el elevado número de pacientes con ostomías y la necesidad de supervisión frecuente. Cada uno de los 28 enfermos que ya ocupan la unidad, requiere aproximadamente media hora de revisión y, los nuevos casos, cerca de una hora de consulta. Además, advierte Puisac, “cuando el paciente con ostomía ya está en casa le surgen nuevas dudas de alimentación, higiene, actividad física, relaciones sexuales, etc."