La investigación tenía como objetivo evaluar la calidad de vida, la salud sexual y la función del tracto urinario bajo en los pacientes con disforia de género sometidos a cirugía de reasignación de sexo hombre-mujer en el Hospital Universitario San Ignacio de Bogotá (Colombia). El análisis se centró en el periodo comprendido entre 2011 y 2015.

En concreto, se evaluaron 4 pacientes a través del cuestionario WHOQOL-BREF, en el caso de la calidad de vida. Para la salud sexual y la función del tracto urinario se diseñaron sendos cuestionarios mediante consenso de expertos en disforia de género.

Los investigadores observaron que la calidad de vida de los pacientes en general era buena, hasta el punto de que todos los participantes cumplían satisfactoriamente con las actividades de su vida diaria y laboral. En cuanto a la salud sexual, los resultados fueron “aceptables, pero menos satisfactorios”.

De acuerdo con los autores, “es necesario perfeccionar cada vez más la evaluación multidisciplinaria previa y la técnica quirúrgica”. La idea es “obtener resultados funcionales cada vez mejores conducentes a aliviar el sufrimiento de las personas con incompatibilidad de sexo biológico y su identidad sexual”.