La nefrectomía parcial con isquemia cero permite reducir el sufrimiento renal a la hora de extirpar tumores de riñón.

La nefrectomía parcial con isquemia cero permite reducir el sufrimiento renal a la hora de extirpar tumores de riñón. Así lo han comprado en el Departamento de Salud de Manises, donde Gonzalo García Fadrique, especialista en Urología, ha perfeccionado la técnica. Su labor se ha recogido en un trabajo galardonado con el primer premio del Congreso de Urología de la Comunidad Valenciana 2019.

En un comunicado, el departamento explica que el año pasado se detectaron en la Comunidad Valenciana 859 nuevos casos de cáncer renal. Este tipo de cáncer se da sobre todo en varones. La cirugía tradicional se realiza cerrando de manera temporal la arteria renal para evitar sangrados. Sin embargo, esta isquemia produce cierto daño renal, ya que el órgano se queda sin aporte sanguíneo durante unos minutos.

“La operación, que tiene una duración de 90 minutos. Se realiza a través de 4 incisiones de menos de 1 cm. No ha presentado ninguna complicación y al utilizar técnicas mínimamente invasivas, permite al paciente estar a las 48 horas en su casa”, explica.

La nefrectomía parcial laparoscópica con isquemia cero permite reducir dicho daño. “Es una técnica de gran dificultad técnica y recomendada para centros de excelencia laparoscópica. La hemos aplicado en pacientes del Departamento de Salud de Manises con unos resultados excelentes”, señala el especialista. En concreto, se ha operado a 22 pacientes de entre 46 y 82 años.

Nefrectomía parcial con isquemia cero: técnica reconocida

La técnica y sus resultados se han presentado en el Congreso de Urología de la Comunidad Valenciana 2019. El trabajo de García Fadrique ha recibido el primer premio. Además, el Hospital de Manises recibió otro premio por un trabajo sobre la experiencia con apalutamida en cáncer de próstata resistente a la castración no metastásico. En ese caso, participó también la doctora Alba Poza.

Por otro lado, Carlos Reig, jefe de servicio de Urología del Hospital de Manises, presentó 3 trabajos sobre el tratamiento quirúrgico de la patología uretral compleja. “Estamos apostando por tratamientos innovadores que mejoren la calidad asistencial del paciente, mejorando los resultados y reduciendo las complicaciones”, comenta García Fadrique, cuyo centro es referente en el uso de cirugía laparoscópica. “Tiene ventajas significativas para el paciente”. Por ejemplo, menos dolor, una estancia más corta y una recuperación más rápida.