La tamsulosina beneficia a los cálculos ureterales distales para facilitar el paso de cálculos y aliviar el cólico renal, según apunta el estudio de un equipo médico chino publicado en European Urology. Los expertos aseguran en el trabajo que la tamsulosina proporciona una tasa de expulsión superior para los cálculos menores de 5 milímetros, pero que no es tan eficiente con los cálculos superiores a esta medida.

Los médicos explican que ensayos recientes de alta calidad han cuestionado la efectividad clínica del tratamiento expulsivo médico con tamsulosina para cálculos ureterales. Por ese motivo, los investigadores decidieron evaluar la eficacia y la seguridad de la tamsulosina para cálculos ureterales distales en comparación con el placebo.

El estudio se llevó a cabo a través de un estudio doble ciego, controlado con placebo en el que participaron 3.296 pacientes con cálculos ureterales distales. Los expertos estudiaron casos en 30 centros para evaluar la eficacia y la seguridad de la tamsulosina. Los participantes fueron asignados de manera aleatoria. Un grupo recibió tamsulosina en dosis de 0,4 miligramos y el otro grupo tomó placebo durante 4 semanas.

El objetivo primario del análisis era calcular la tasa global de expulsión de cálculos, confirmada por hallazgos negativos en la tomografía computarizada, durante un periodo de vigilancia de 28 días. Los expertos establecen que los puntos finales secundarios incluyeron en el análisis el tiempo que llevó la expulsión de las piedras, además del uso de analgésicos y la incidencia de eventos adversos.

El estudio muestra que el grupo de pacientes que tomótamsulosina se benefició de una mayor tasa de expulsión de cálculos que el grupo de placebo (86% vs. 79% p <0,001) para cálculos ureterales distales. “Los pacientes tratados con tamsulosina necesitaron menos tiempo para la expulsión de los cálculos y menos cantidad de analgésicos.