La nefrectomía minilaparoscópica tiene mejores resultados cosméticos que la nefrectomía realizada mediante laparoscopia convencional, según un estudio.

La nefrectomía minilaparoscópica tiene mejores resultados cosméticos que la nefrectomía realizada mediante laparoscopia convencional. Esta es una de las conclusiones de un estudio realizado por investigadores del Hospital Ruber Internacional de Madrid y el Hospital Universitario Puerta del Mar de Cádiz. Los resultados se han publicado en la revista Actas Urológicas Españolas.

Según explican los autores, en los últimos años la Urología ha optado por técnicas menos invasivas de laparoscopia, con menor impacto para el paciente. Entre esas técnicas ha surgido la minilaparoscopia. El trabajo buscaba comparar los resultados de la nefrectomía minilaparoscópica frente a la nefrectomía realizada mediante laparoscopia convencional. Se seleccionaron 8 nefrectomías minilaparoscópicas y se compararon de forma retrospectiva con 16 pacientes intervenidos mediante laparoscopia convencional.

Resultados de la nefrectomía minilaparoscópica

En el primer grupo se usaron de 1 a 3 trocares de 3 mm, mientras que en el segundo se usaron de 5 mm. Además, se usó un trocar de 10 mm en borde pararrectal de una incisión de Pfannenstiel y otro de 11 mm paraumbilical para la óptica. Se registró la edad, el índice de masa corporal, el ASA, las complicaciones, los requerimientos analgésicos en el postoperatorio y la satisfacción cosmética mediante el cuestionario PSAQ (Patient Scar Assessment Questionnaire) al mes de la intervención.

No hubo diferencias respecto al tiempo de intervención, el número de puertos usados, el tiempo de estancia hospitalaria y las complicaciones. Sin embargo, los pacientes intervenidos mediante minilaparoscopia presentaron menos dolor y mayor satisfacción en cuanto a resultados cosméticos. Estos datos llevan a los autores a concluir que la nefrectomía minilaparoscópica tiene ventajas a nivel de dolor y resultados cosméticos frente a la laparoscopia convencional.