Esta modificación, según ha explicado a el presidente del sindicato, Juan Carlos Alonso, a la agencia EFE, serviría para equiparar los derechos de acceso a la función pública de estos profesionales sanitarios no asistenciales y los que prestan sus servicios en Sacyl, que es la principal reivindicación de este sindicato. Uscal ha protagonizado encierros y paros en las últimas semanas para que se modificara la ley de sanidad pública

Cerca de un centenar de representantes del sindicato se ha concentrado ante la sede de las Cortes de Castilla y León, donde han reiterado sus demandas a la Dirección General de Función Pública para que reconsidere la situación de este colectivo a raíz de la aprobación reciente del Catálogo de Puestos de Trabajo, ya que calculan que unos 400 empleados públicos que llevan con sus funciones entre 15 y 20 años pueden perder su puesto.

Estos profesionales desempeñan funciones vinculadas, entre otras, a la vacunación de las personas que pretenden viajar al extranjero, el control de la potabilidad del agua y el análisis de la carne que se procesa en las factorías de la comunidad.