La compañía argumenta que el nuevo baremo por accidentes de tráfico que entró en vigor el pasado 1 de enero de 2016 ha tenido una influencia directa muy negativa. A pesar de que pueda parecer que no tiene relación, lo cierto es que los jueces siempre lo toman como referencia a la hora de calcular indemnizaciones de negligencias médicas, lo que afecta de forma directa a la cuenta de resultados de la aseguradora.

Los servicios públicos de salud de comunidades autónomas como Cataluña, Madrid, Asturias, Cantabria, Murcia, Valencia, País Vasco o Andalucía han estado vinculados a Zurich durante muchos años, hasta que han encontrado por otras compañías o buscan una salida que no llega o llega muy lentamente. La huida de Zurich deja un agujero legal a los médicos que, de momento, no se sabe bien como rellenar.

Los médicos de Murcia han estado sin seguro desde hace meses, y tienen el nuevo procedimiento sin terminar y sin saber si será cubierto. Valencia ha reducido su cobertura y ha aumentado su presupuesto, pero ha logrado salvarse del vacío legal. Andalucía ha declarado desierto el concurso (que era de casi 10.000.000 de euros) y Madrid se ha salvado gracias a la aparición de la compañía de seguros Sham.