MedsBla

El ejercicio físico semanal retarda el deterioro del cerebro

Investigadores de la Universidad de Texas apuestan por el ejercicio físico semanal para luchar contra el alzhéimer.

El ejercicio físico semanal puede reducir el deterioro cognitivo de personas con riesgo de alzhéimer. Así lo señala un estudio del Centro Médico Suroeste de la Universidad de Texas (UTSW), tal y como informa la agencia EFE. Para los autores, la actividad física protege las zonas del cerebro asociadas a la memoria de personas con exceso de proteína betaamiloide. El estudio recuerda que esta acumulación proteica es una característica del alzhéimer.

El estudio, publicado en el Journal of Alzheimer’s Disease, dice que, si se practica ejercicio físico semanal, la degeneración cerebral es más lenta. A estas conclusiones se llegó comparando 2 grupos de ancianos con exceso de proteína betaamiloide en el cerebro. Uno de los grupos solo estiraba y el otro hacía actividad física controlada.

Reducción de la atrofia

El grupo de 70 personas que hacía ejercicio aeróbico durante media hora 5 días a la semana presentó resultados satisfactorios. A los 12 meses, se observó que redujo del 5 al 15% el volumen del hipocampo comparado con el grupo que solo estiraba. Rong Zhang, líder del grupo que hacía ejercicio físico semanal, aseguró que era “promisorio para el tratamiento del alzhéimer en sus primeras etapas”. No obstante, apuntó la necesidad de seguir haciendo muestras en otros pacientes.

Zhang considera que, de poder replicarse estos resultados, llegará el día en que los médicos indiquen el ejercicio físico semanal a los enfermos de alzhéimer. “De hecho, no hace ningún daño hacerlo ahora“, concluyó el investigador. Hay que reconocer que la actividad física no redujo el tamaño del hipocampo, pero sí consiguió reducir la atrofia. Esto es una revelación emocionante, concluyó.