MedsBla

María Castellano: primera catedrática de Medicina

María Castellano posa junto al libro editado para homenajearla. CGCOM.

En 1980, María Castellano se convirtió en la primera catedrática de Medicina de España. También ha sido pionera en el abordaje de la violencia de género y ha ejercido la docencia, además de la Medicina Legal y Forense. Ahora, el Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM) ha editado un libro en homenaje a esta mujer, “referente nacional e internacional”.

María Castellano Arroyo: médica, maestra y humanista es el título de la obra, que se ha presentado esta semana. En ella se repasa la vida de esta profesional, la primera mujer en la Comisión Central de Deontología del CGCOM. Igualmente, es Académica de número de la Real Academia Nacional de Medicina (sillón n.º 19 de Medicina Legal y Forense) y de la Real Academia de Medicina de Andalucía Oriental (sillón n.º 13 de Medicina del Trabajo, ya que también tiene esta especialidad).

Hasta hace poco, ejercía la docencia en la Universidad de Alcalá de Henares. Tras retirarse, continúa su labor en las academias, para las que hace trabajos periciales, igual que para el Consejo Andaluz de Colegios de Médicos. Asimismo, forma parte del Consejo Asesor de la Mesa Estatal de Pacientes del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social. Allí aporta su visión como paciente. Trabaja también en el Baremo de daños sanitarios en representación del CGCOM.

Violencia de género

Según esta institución, María Castellano ha sido precursora en el abordaje de la violencia de género y la identificación de la peligrosidad del agresor. “Nosotros los forenses veíamos a las familias en la que la mujer había puesto denuncia y analizábamos al agresor para ver si tenía una actitud de rencor y de venganza hacia la mujer; si la situación podría llevarle a una reacción depresiva y si suponía un riesgo para la mujer”, explicó en la presentación la doctora, que, con un bagaje de 1485 agresiones denunciadas, considera que este aspecto no está resuelto porque no se destinan recursos suficientes.

“Con un espíritu de superación inquebrantable, ha sido en numerosas ocasiones la primera mujer en romper barreras antes infranqueables”, señaló el presidente de la Comisión de Deontología del Consejo Andaluz de Colegios de Médicos, Ángel Hernández Gil.

Por su parte, el presidente del CGCOM, Serafín Romero, destacó su faceta humanista. De igual modo, alabó su labor a la hora de recordar que el enfermo es algo más que un síntoma. “Además de transmitirnos desde su lucha contra la enfermedad, la necesidad de que debemos afrontar el presente y el futuro sin miedo”, añadió sobre María Castellano, que padece un cáncer incurable desde hace más de 3 años. Una enfermedad que, como cuenta en el libro, afronta desde una fe inmensa y estrujando cada minuto de la vida.