NOTICIAS DIARIAS

Nuevas imágenes intranasales estudian las vías aéreas

imagenes intransales
Nuevas imágenes intranasales permiten ver las diferencias en las vías aéreas nasales de pacientes con fibrosis quística a nivel celular.
Neumología. Cirugía TorácicaRadiodiagnóstico. Medicina Nuclear

Nuevas imágenes intranasales permiten ver las diferencias en las vías aéreas nasales de pacientes con fibrosis quística a nivel celular. De hecho, un artículo, publicado en Science Translational Medicine, describe esta herramienta simple y mínimamente invasiva. La nueva técnica proporciona imágenes de alta resolución de las estructuras similares a pelos llamadas cilios. Estas recubren las vías respiratorias nasales, así como características detalladas del aclaramiento de la mucosidad. Esta mucosidad se ve afectada en personas con fibrosis quística, causando una morbilidad significativa.

De hecho, el catéter de imágenes, que tiene aproximadamente 2 milímetros de diámetro, utiliza tomografía de coherencia óptica con una resolución de aproximadamente 1 micrómetro. Esto permite a los investigadores sondear los conductos nasales de los pacientes sin siquiera sedarlos. El coautor principal del estudio, Guillermo Tearney, ha asegurado que “hemos realizado muchas imágenes de sobremesa con micro-OCT. Sin embargo, es la primera vez que podemos usarlo en personas”.

En este sentido, entre los hallazgos de los investigadores se encontraba que, en los pacientes con fibrosis quística, el moco contenía más células inflamatorias que en los sujetos control. Estaba deshidratado, moviéndose lentamente e impactando la velocidad de los cilios. Asimismo, los investigadores se sorprendieron de que incluso pudieran medir la calidad reflectante de la mucosidad. Por ello, determinaron que era un indicador de viscosidad, y que extirparon parches de cilios y epitelio de los pacientes con fibrosis quística.

Esperanza de vida

Al mismo tiempo, los aproximadamente 30 000 pacientes con fibrosis quística en los Estados Unidos tienen una esperanza de vida promedio de 45 años. Por ello, la nueva técnica permitirá a los médicos diagnosticar antes las enfermedades que afectan las vías respiratorias, controlarlas y optimizar las terapias farmacológicas para pacientes individuales. “Visualizar un moco anormal será una herramienta poderosa”, recuerda Steven M. Rowe, coautor del estudio.

Esperan que la micro-OCT tenga más aplicaciones. Desde el diagnóstico y el tratamiento de enfermedades respiratorias hasta el cribado del tracto gastrointestinal.

De hecho, Rowe incide en que “ahora podremos ver cómo varios tratamientos afectan las vías respiratorias, no solo los agentes destinados a reparar el moco anormal, que es aplicable a muchas enfermedades, sino también los tratamientos que reparan el defecto básico de la fibrosis quística”.

Finalmente, los investigadores esperan que la micro-OCT tenga más aplicaciones más allá de la fibrosis quística, desde el diagnóstico y el tratamiento de enfermedades respiratorias como la discinesia ciliar primaria, la enfermedad sinusal crónica y la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) hasta el cribado del tracto gastrointestinal para detectar enfermedades y obtener imágenes de las células de las arterias coronarias. “El objetivo es descubrir a quién más se puede usar para ayudar y hacerlo más accesible como dispositivo”, concluye Rowe.