NOTICIAS DIARIAS

Nuevo comportamiento en células sometidas a quimioterapia

Nuevo comportamiento en células sometidas a quimioterapia
Las células cancerígenas son mucho más sensibles a tratamientos antitumorales que las células sanas.
Oncología Médica. Oncología Radioterápica

Los investigadores del Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria, de Tenerife, han descubierto un nuevo comportamiento de las células sometidas a quimioterapia, según ha recogido EFE. Las células sometidas a este tratamiento frenan su crecimiento durante la última fase de la división celular.

Los resultados del estudio permitirán a la comunidad científica entender de forma más clara el funcionamiento de las células sanas y cancerígenas. Esto se debe a que cuando reciben un tratamiento antitumoral, como quimioterapia y radioterapia, su comportamiento varía, algo que hasta ahora no se había observado. Además, la investigación podría abrir nuevas vías de estudio con el fin de establecer mejores terapias, con menos efectos secundarios y más efectivas.

Opinión de los expertos

El doctor en Biología Felix Machín, investigador del Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria, asegura que este estudio supondrá un gran avance en esta área. Y ha añadido: “Este trabajo se revela que los tratamientos oncológicos hacen que las células en telofase den marcha atrás en la separación de su ADN. Un proceso que hasta ahora se consideraba irreversible”.

Por otra parte, Machín ha explicado: “Si estos hallazgos se corroboran en el futuro y se extienden a otros tipos celulares podrían obligar a revisar uno de los principios centrales de la biología celular”. El proyecto comenzó hace 3 tres años con el objetivo de comprender una paradoja en el modelo estándar. En él se explica por qué las células cancerígenas son mucho más sensibles a tratamientos antitumorales que las células sanas.

Según ha confirmado Machín: “Nosotros mostramos las consecuencias de tratar las células con terapia antitumoral justo al final del ciclo celular. En este sentido, las células dan un pequeño pero importante paso atrás. Esto les permite reparar el daño ocasionado por el tratamiento y sobrevivir”.

En cuanto a las repercusiones que puede tener esta investigación, los profesionales prefieren mostrarse cautos. Además, gracias a este estudio se identificará parte de la máquina molecular que permite a las células retroceder en la separación de sus cromosomas. Esto supone un nuevo comportamiento de las células sometidas a quimioterapia.