NOTICIAS DIARIAS

Obsesión corporal. 5 expertos cuentan sus peligros en un libro

Obsesión corporal y salud.
Entre las consecuencias por la obsesión corporal están la anorexia, bulimia o vigorexia.
Cirugía Plástica, Estética y ReparadoraEndocrinología y NutriciónMedicina Preventiva y Salud Pública

Hoy se presenta  Belleza fantasma y deporte a lo loco. Los riesgos de la obsesión corporal, manual que refleja los peligros del culto al cuerpo. Los excesos por los cuidados y la preocupación por la imagen corporal plantean un nuevo problema de salud pública. 5 expertos en la materia han querido plasmar en papel cómo los abusos deportivos y estéticos pasan factura a la salud de las personas.

“Sugerimos un itinerario que transmute la ‘belleza fantasma’ en una belleza real, sobre todo de dentro hacia fuera. Proponemos suplantar el deporte “a lo loco” por una actividad física sana e inteligente, que vigorice el cuerpo. Frente al riesgo de obsesionarse en exceso, concluimos que lo importante es sentirse queridos tal y como somos estética y físicamente”. Javier García González.

Este libro sobre obsesión corporal se presenta hoy en Valencia de la mano de Marina Díaz Marsá, presidenta de la Sociedad de Psiquiatría de Madrid. La presentación del libro, editado por Teconté, contó con sus 5 autores, todos unos especialistas en los riesgos de una desmesurada preocupación por el físico. Los autores son:

  1. Javier García González, profesor de Derecho Penal de la CEU UCH.
  2. Emilio García Sánchez, coordinador de la obra y profesor de Bioética de la Universidad CEU Cardenal Herrera (CEU UCH).
  3. Ana Pérez, profesora de Ciencias de la Educación de la CEU UCH.
  4. Joel Prieto, profesor de Educación Física y Salud de la Universidad Internacional de La Rioja (UNIR).
  5. Carlos Fanjul, profesor de Teoría de la Publicidad en la Universidad Jaume I (UJI).

García Sánchez, coordinador, describe en el manual todo el comportamiento social que lleva a la población a este “tsunami estético”. La obsesión corporal exalta el cuerpo hasta límites insospechados en los que todo vale. Bótox, implantes, crossfit, centros de belleza, gimnasios, clínicas estéticas, Instagram, runners o fitness se han convertido en palabras que ya están en boca de todos. Los autores intentan, además, hacer propuestas efectivas para recuperar el sentido no obsesivo de la belleza.

El poder de un like

Los autores coinciden en la existencia de una fuerte presión cosmética. También señalan el desmesurado interés de la gente por verse sexy, joven, fibrada o delgada. Pero la obsesión corporal, la lucha contra la grasa y las arrugas tiene un precio que muchos olvidan. No quisieron pasar por alto la búsqueda de likes en redes sociales como un medio muy usado por adolescentes y adultos para sentirse bien.

“Muchos emprenden el camino de la imitación de modelos estéticos que denominamos ‘belleza fantasma’, porque son iconos inalcanzables para la mayoría de la humanidad: emprender el camino de su imitación desemboca en crisis estéticas, físicas y de identidad”. Javier García González.

Los autores consideran que las dietas, hormonas o liftings están causando crisis de identidad personal o enfermedades como bulimia, vigorexia o anorexia. “Frente a esta belleza epidérmica y superficial, la belleza real debería ser más acorde con la dignidad humana”, señala el coordinador. La obsesión corporal puede ser tan alta que lleva al consumo de contenido tóxico por páginas web poco fiables desde el punto de vista sanitario. El profesor García Sánchez quiso lanzar una reflexión para detallar cómo la belleza real muestra el rostro “más subversivo y triste”. Un rostro marcado, claramente, por la obsesión que prolifera en estos tiempos en los puede hacerse cualquier cosa para estar guapos.