NOTICIAS DIARIAS

Oftalmología y Tecnología, una relación de dependencia

Relación entre Oftalmología y Tecnología.
Javier Orduña habla sobre la relación entre la Oftalmología y la Tecnología y cómo esta ha mejorado la especialidad.
Ciencia y Tecnología

Hoy en día, Oftalmología y Tecnología constituyen un binomio más que necesario para la práctica médica. “La tecnología es fundamental en nuestro día”, declaró Javier Orduña, oftalmólogo del Hospital Infanta Cristina de Parla. Orduña, médico adjunto del hospital madrileño, asistió al Desayuno Informativo de MedsBla dedicado a su especialidad.

Tal y como explicó, la especialidad ha cambiado mucho gracias a esta simbiosis entre Oftalmología y Tecnología. “Antes se utilizaba una lente con luz para ver el ojo. Ahora estamos rodeados de máquinas y no podemos pasar consulta sin ellas”, aseguró. De hecho, al entrar en una consulta solo se ven aparatos: el retinógrafo, el biómetro, el autorretratómetro… recordó Orduña.

“En estos momentos, somos totalmente dependientes de la tecnología porque nos aporta mucho, nos da mucha información de valor. Gracias a ella el cuidado de los ojos y las cirugías son mucho mejores”.

La inteligencia artificial asusta

Cuando se oye hablar de inteligencia artificial, muchas veces es imposible no pensar en las películas de ciencia ficción. “Cuando oigo hablar de ella pienso en la típica película del futuro con robots haciéndolo todo o algo así”, dijo Orduña. En general, lo novedoso, más si es tecnología, asusta, y esta especialidad no iba a ser una excepción, tal y como señaló el invitado.

Aunque “pueda parecer que van a venir los robots a quitarnos el trabajo”, reconoció que no era algo a lo que temer. Como ejemplo puso que desde la revolución industrial las máquinas habían ayudado en todo y solo había que adaptarse a ellas y hacer un buen uso.

La telemedicina, un ahorro de tiempo y dinero

En cuanto a la telemedicina, es otro de los resultados entre la Oftalmología y la Tecnología que mejoran la especialidad. Orduña explicó su importancia a la hora de gestionar los recursos, no solo para el sistema que ahorra costes, sino para el paciente que gana tiempo. Gracias a ella, en muchos centros de salud se agilizan los trámites haciendo una foto y enviándosela al oftalmólogo. Así, el paciente no tiene que pedir cita con el especialista y ahorra tiempo. Los oftalmólogos pueden diagnosticar viendo la imagen, especialmente con patologías frecuentes.

“Con la telemedicina se intenta mejorar la gestión de los recursos. Se gasta menos dinero y para el paciente es más cómodo solucionar sus problemas en el centro de salud”.

La importancia de la luz natural

Las tabletas, los teléfonos inteligentes y cualquier otro dispositivo de la era digital no están exentos de controversia en cuanto a salud ocular. Orduña afirmó que estar mucho tiempo delante de las pantallas produce sequedad, cansancio e irritación que afectan a los ojos. Lo que no está del todo claro es que pierda vista o la retina se vuelva más fina. “Parpadeamos menos, enfocamos menos, pero no se desgasta la vista”, aseguró, o no hay estudios científicos que lo demuestren.

De lo que sí hay evidencia es del aumento de la miopía relacionado con la luz natural. De hecho, en China se han hecho estudios debido al ascenso de los niños miopes y se ha concluido que no es por los dispositivos. “Se ha comprobado que los niños que juegan en la calle con luz natural tienen menos miopía que los que están en casa con la tableta. Esto no es por la tableta; es por la luz”.