NOTICIAS DIARIAS

Oklahoma exige reparar el daño de los opiáceos

3 farmacéuticas deben reparar el daño de los opioides en Oklahoma.
Oklahoma exige a 3 farmacéuticas reparar el daño de los opioides.
Última hora

El daño de los opiáceos debe ser reparado. Así lo ha exigido el estado de Oklahoma a la multinacional Johnson&Johnson. Según informa EFE, el estado norteamericano considera que la compañía jugó un papel clave fomentando la dependencia con sus campañas de publicidad. La crisis de los opiáceos en Estados Unidos afecta a miles de personas, asegura. “Es una epidemia que ha afectado a gente real y sus familias”, ha reconocido el fiscal general del estado, Mike Hunter.

Hunter asegura que “la justicia para Oklahoma significa que los acusados tendrán que limpiar el desastre que han dejado en el estado”. Según el fiscal, la actual crisis de opiáceos es la “peor crisis sanitaria de la historia”. Los abogados de la acusación afirman que, durante un tiempo, el número de recetas de opiáceos era más alto que el de residentes en el estado.

Por otro lado, acusan a Johnson&Johnson, Teva y Purdue Pharma de crear campañas de publicidad “engañosas”. Según señalan los abogados, no destacaron los riesgos adictivos de los analgésicos que comercializaba. Tal y como critican los daños de los opiáceos son importantes en la población de Oklahoma.

Teva y Purdue Pharma evitan el juicio

El estado de Oklahoma denunció a las 3 compañías farmacéuticas. No obstante, Teva y Purdue Pharma alcanzaron un acuerdo con las autoridades estatales para evitar el juicio. Teva ha explicado en un comunicado que el pacto no establece ninguna mala conducta por parte de la empresa. Según defiende la farmacéutica, “no ha contribuido al abuso de opiáceos de ninguna manera”.

Los recursos económicos entregados por Purdue Pharma y Teva (270 y 85 millones, respectivamente) se utilizarán para la investigación. La intención es encontrar un tratamiento para la adicción. Parte de esta cantidad se destinará a pagar los gastos legales de la contienda. La defensa de Johnson&Johnson asegura que la empresa sí llevó a cabo acciones para alertar del peligro del uso masivo de los opioides. Asimismo, asegura que advirtió a los menores de que las pastillas son peligrosas.

Por otro lado, la farmacéutica defiende que la venta de estos fármacos es “legal” y está regulado por varias agencias gubernamentales. De hecho, insiste, “los médicos y el Gobierno apoyan las terapias con opiáceos para dolores crónicos”. La acusación espera que el resultado de este juicio en la ciudad de Norman (Oklahoma) marque el camino de los próximos litigios.

Las cifras del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades revelan que en 2017 se produjeron 47 000 muertes por sobredosis de opiáceos. De estas muertes un 36% incluían drogas que habían sido suministradas con receta médica. Hasta la fecha se han presentado más de 2000 demandas en diferentes cortes del país. Los estados alegan que las farmacéuticas contribuyeron a crear una cultura de dependencia de los opiáceos.