NOTICIAS DIARIAS

El paciente asmático controlado puede y debe hacer deporte

paciente asmático
El paciente asmático controlado debe practicar actividad física, porque es la mejor opción para mejorar la resistencia respiratoria más allá del tratamiento.
Medicina del DeporteNeumología. Cirugía Torácica

El paciente asmático controlado debe practicar actividad física, porque es la mejor opción para mejorar la resistencia respiratoria más allá del tratamiento. De hecho, el jefe del Servicio de Neumología del Hospital de Sant Pau, Vicente Plaza, señala que “hoy por hoy el asma no debería limitar la vida de los pacientes”. Reseña que “la práctica deportiva tiene efectos beneficiosos para todos, también para el paciente asmático”. En este sentido, la campaña de concienciación de este año se centra en 4 episodios. Están protagonizados por un paciente con asma que se propone y lleva a cabo una meta personal que consiste en participar en una Spartan Race.

Asimismo, el facultativo recuerda que la inactividad física en este tipo de pacientes es perjudicial. A su juicio, “el sedentarismo suele contribuir a una situación de sobrepeso que perjudica a la respuesta al tratamiento”. Por eso, su recomendación es que el paciente asmático consulte con su médico. Además, que busque un tratamiento adecuado que le permita controlar la enfermedad y, en consecuencia, efectuar la práctica deportiva que le guste más.

Pacientes asmáticos

En la actualidad, el 50% de los pacientes con asma no tienen bien controlada su enfermedad. Ello se debe principalmente a que una gran mayoría de pacientes son inconstantes en el seguimiento del tratamiento o no reciben el adecuado. Por eso, el doctor Plaza indica que la clave está en la constancia, recibir la terapia correcta y una buena adherencia. “El 98% de las personas con asma responden de forma adecuada, pero un aspecto muy decisivo es el correcto uso del inhalador para obtener una buena respuesta al tratamiento”.

El 50% de los pacientes con asma no tienen bien controlada su enfermedad.

Por otro lado, el especialista incide en que antes de realizar la Spartan Race, el paciente asmático también vivió una etapa en la que no lograba el control de la enfermedad. “Lo conocí en una situación un poco difícil: en aquellos momentos estaba atravesando un periodo de descontrol importante de su asma. Ahora, con su enfermedad estabilizada y gracias a su tenacidad en el entrenamiento ha logrado su desafío. Gran parte de su éxito ha residido en el cumplimiento del tratamiento, acompañado del seguimiento y supervisión periódica de la enfermedad«, explica.

Por su parte, Ferrán López, preparador físico de Siel Bleu España, trabajó con el paciente para conseguir esta meta personal: participar en una Spartan Race, una carrera basada en el recorrido de obstáculos que implica un desafío físico y mental y que incluye sortear barro, paredes, cuerdas…Para ello, creó una rutina que contemplaba ejercicios similares a los que se encontraría en esta prueba, planteando un entrenamiento que combinaba fuerza, acondicionamiento físico y estiramientos, trabajando todas las zonas del cuerpo y realizando un entrenamiento completo con el fin de que lograse su meta personal.

Experiencia personal

El paciente asmático que ha participado en la serie de vídeos comenta que el asma nunca le ha limitado a la hora de hacer deporte de manera habitual.  Señala que sigue el tratamiento prescrito por su médico y acude a las revisiones periódicas para tener la enfermedad bajo control. “Estos 6 meses han sido duros, pero la recompensa ha sido muy satisfactoria. Estoy mucho más enérgico y mucho menos cansado. Tenía muchas ganas de afrontar este deseo personal y contaba con una gran motivación, pero es un trabajo que hay que hacer día a día de manera progresiva y con entrenamiento constante y con esfuerzo lo he conseguido”.

Los 6 meses han sido duros, pero la recompensa ha sido muy satisfactoria. Estoy mucho más enérgico y menos cansado».

Esta experiencia le ha demostrado que, a pesar de tener un asma grave, estando controlado puede hacer lo que se proponga. «Hacer ejercicio siempre va a contribuir a mejorar el asma, a ayudar a tenerla más controlada. Hay que intentar buscar huecos para practicarlo porque siempre va a sumar a nuestra calidad de vida, lo recomiendo totalmente. Hay que perder el miedo a hacer deporte, seguir el tratamiento y no ponerse límites uno mismo”, insiste el paciente.

Finalmente, el doctor Plaza puntualiza que “en su caso, fue muy exigente, pero marcando metas personales más alcanzables es un objetivo asumible para la mayoría de los pacientes asmáticos, lo que les hará adquirir una resistencia física y respiratoria muy beneficiosa”. En definitiva, “no existe contraindicación entre asma y deporte y, por tanto, no solo no está contraindicado, sino que es beneficioso para la salud en general y para el asma en particular», concluye el doctor.