NOTICIAS DIARIAS

Patología computacional, el salto tecnológico del patólogo

La patología computacional en Anatomía patológica.
Federico Rojo Todo resumió su proyecto de patología computacional en los Desayunos Informativos de Medsbla.
Ciencia y Tecnología

La patología computacional es ya la tecnología del médico del futuro, o en este caso concreto, del patólogo del futuro. En Madrid, 4 hospitales públicos han liderado este salto tecnológico para conseguir diagnósticos más precisos. Fundación Jiménez Díaz, Rey Juan Carlos, Infanta Elena y General de Villalba mejoran la calidad y rapidez con este proyecto de inteligencia artificial.

Federico Rojo Todo es jefe de Servicio de Anatomía Patológica de la Fundación Jiménez Díaz (Madrid). Este doctor, primer patólogo en participar en los Desayunos Informativos de MedsBla, resaltó la importancia de la tecnología en la Medicina. En concreto, se centró en su especialidad, la que ha experimentado un salto al futuro con la patología computacional. Hace 3 años, comenzaron un proyecto de integración de los servicios de Anatomía Patológica. La idea era manejar imágenes digitales en vez de secciones de tejido en formato vidrio que había que observar en el microscopio.

“El objetivo era disponer de un recurso digital para que cualquier patólogo pudiera diagnosticar un caso independientemente de donde estuviera. Esto pasaba por tener una plataforma digital para el estudio de los tejidos y las biopsias. Tardamos, aproximadamente, 3 años en organizar la arquitectura de equipamiento e informática. En febrero de 2018 empezamos con el piloto de patología computacional que arrancó en julio por completo”, señaló el doctor Rojo.

Asistencia al diagnóstico

Siguiendo con el proyecto de patología computacional, el especialista explicó el proceso que les había permitido la agilidad laboral. Las imágenes digitales se almacenan en servidores virtuales y luego se integran en la información clínica. A continuación, se desarrollan algoritmos que asisten en el diagnóstico. Como ejemplo puso el siguiente:

“Tenemos una biopsia que resultar ser cáncer de mama. El algoritmo en el que estamos trabajando nos permitirá decidir qué agresividad tiene ese tumor. Además, nos ayudará a interpretar los biomarcadores que acompañan al diagnóstico del cáncer de mama. Esto nos da una herramienta robusta y cuantitativa que permite medir de forma automática los parámetros del tumor. Ese tiempo que ahorra, el patólogo lo puede invertir en otras necesidades”, explicó el doctor Rojo Todo.

El siguiente paso, tal y como dijo, es la integración del paciente sobre miles de casos acumulados en el servidor virtual. De ahí, se extraen patrones para establecer la patología casi de una forma automática. Esto facilita asegurar si se está ante un tumor maligno o benigno y cómo se va a comportar. También orienta sobre el cuál es el tratamiento más útil en cada caso, pero implica grandes recursos de inteligencia artificial.

Reconocimiento de patrones

Cuando se habló de la inteligencia artificial, objetivo principal de MedsBla, Rojo lo tuvo claro: “Como cualquier otra revolución tecnológica, puede generar incertidumbre”. Aún así, la considera muy ventajosa para mejorar la asistencia a los pacientes y los tratamientos. Según determinó, el reconocimiento de patrones ayudaría al médico en la toma de decisiones, ya sea sobre tratamiento o manejo.

“La inteligencia artificial no será ninguna amenazada para nosotros, va a ser una herramienta que tendremos que aprender a utilizar, pero va a mejorar el manejo del paciente»

Como no podía ser de otra manera, Medicina y Tecnología se relacionan. Para él, la Tecnología permite estudiar a los pacientes y a las enfermedades. La medicina de precisión, por su parte, dispone varios pilares imprescindibles a su modo de ver. Estos son el conocimiento de la biología y de los recursos tecnológicos y la integración del problema biológico y del propio proceso del paciente.

Para desentrañar la biología que se esconde tras una enfermedad, analizó el patólogo, son precisas herramientas tecnológicas que permitan estudiar a fondo el problema. “Hace unos años, ni teníamos el conocimiento ni teníamos los recursos para estudiar las causas biológicas”, quiso recordar. Pero hay algo más allá de la interpretación de una alteración de la biología causante de la enfermedad.

Detrás de esa alteración, aseguró que existe una integración de la información del proceso biológico y del propio proceso del paciente. Este requiere unos recursos tecnológicos centrados en sistemas inteligentes que ayuden en la toma de decisiones. Además, puntualizó que la información que se genera alrededor de un paciente ayuda en la toma de decisiones. Esto es así porque los datos se pueden interpretar y agrupar con patrones inteligentes.

Digitalización de la especialidad

Aunque pudiese parecer que la patología computacional era algo muy asentada, la digitación ha sido muy reciente. El doctor Rojo estimó que en España solo hay un 8% de hospitales con recursos digitales. Completamente digitalizados, solo existen entre 6 y 8. La razón para él ha sido que la tecnología no estaba preparada. Sin embargo, puso de ejemplo la Radiología, una especialidad que hizo la transición al mundo digital mucho antes.

“Estamos en el momento justo de hacer la transición para interpretar conjuntos de datos que nos ayuden a gestionar a los pacientes”

“La complejidad de nuestro trabajo ha hecho que los recursos tecnológicos no hayan estado maduros hasta hace poco” indicó. Rojo es consciente de que todavía quedan cuestiones por resolver sobre almacenaje e inversión. “También hay un aspecto económico a destacar. La inversión en el equipamiento es muy cara y la situación económica del país no puede permitirse inversiones así”, aseveró reconociendo cuál era el panorama español. Por último, remarcó que las herramientas tecnológicas que necesita la patología eran muy caras por no limitarse a las 2 dimensiones y al blanco y negro.