NOTICIAS DIARIAS

Planificación quirúrgica con impresoras 3D

Traumatología y Cirugía Ortopédica

La incorporación de esta planificación quirúrgica a partir de impresoras 3D permite reproducir a tamaño y dimensión real las imágenes médicas de tumores, fracturas o defectos óseos a partir de la tomografía axial computarizada (TAC) de un paciente.

De este modo, los médicos pueden manipular el problema y diseñar con mayor precisión cada prótesis. Por eso, esta planificación de la cirugía con impresoras 3D no solo ahorra complicaciones a los pacientes, sino que, además, reduce los tiempos de la intervención. Así, una cirugía de 2 horas puede minimizarse a 40 minutos.

El tiempo quirúrgico es muy caro y reducirlo es muy valioso. Podemos operar mucho mejor y más rápido debido a que conocemos mejor el problema que afrontamos”, afirma doctor Ferran Fillat en una nota de prensa del centro.

Además de facilitar la recuperación del paciente, la planificación quirúrgica con impresoras 3D contribuye a reducir los costes económicos. Según datos del centro, la impresora tiene un precio de 2.000 euros y las bobinas de plástico que usa cuestan unos 20 euros cada una, pero puede reproducir hasta 40 piezas a un coste de 4 euros por unidad.

“La implementación de ingeniería de planificación quirúrgica con impresoras 3D permite proyectar mejor qué queremos hacer con un hueso y diseñar una guía que se adapte a la perfección al paciente porque disponemos de piezas reales”, resume Joan Puig en la misma nota de prensa.

El estudiante de ingeniería de la Universidad Pompeu Fabra (UPF) especializado con biomedicina ha sido el encargado de adaptar el aparato de planificación de las cirugías con impresoras 3D a las necesidades concretas del centro que, en una segunda fase, pretende obtener también material quirúrgico impreso. En una tercera fase se podrían llegar a diseñar prótesis con material biocompatible, adelantan.