NOTICIAS DIARIAS

Predicen el riesgo cardiovascular con una muestra de sangre

Análisis Clínicos. Bioquímica ClínicaMedicina Familiar y Comunitaria

El riesgo cardiovascular podría conocerse a través de una muestra de sangre, así como los riesgos de sufrir un evento por esta causa mediante un tipo de análisis desarrollado por el grupo Synlab. Las enfermedades cardiovasculares son responsables de 115.000 muertes anuales y están relacionadas con 5 millones de estancias hospitalarias en España, según los últimos datos recogidos por la Sociedad Española de Cardiología (SEC).

“La incidencia de enfermedad coronaria no ha disminuido de manera relevante a pesar de los avances médicos y asistenciales influidos por la realidad demográfica. Aunque la mortalidad coronaria se ha reducido, la realidad tiene mucho que ver con una prevención que no es todo lo eficaz que debiera ser”, explica Santiago Valor, director médico de Synlab.

El perfil cardiovascular de Synlab permite obtener información sobre los niveles de colesterol (HDL y LDL), triglicéridos, homocisteína, proteína C reactiva, índice aterogénico, lipoproteína y hemoglobina glicosilada del paciente en cuestión. Los resultados de dichos análisis permiten conocer el riesgo cardiovascular y establecer las probabilidades de padecer un evento cardiovascular para el cual se establecerán medidas preventivas.

El tabaco, el alcohol, el sedentarismo, la mala alimentación, el colesterol elevado, la hipertensión arterial, la obesidad abdominal, la diabetes mellitus y el estrés son factores de riesgo cardiovascular modificables que podrían evitarse, según recuerdan los expertos. Entre los no modificables se encontrarían la edad, el sexo, los antecedentes familiares, los factores genéticos, etc.

Existe una alta tasa de personas asintomáticas que podrían sufrir un episodio cardiovascular debido a que tienen 2 o más factores de riesgo elevados que, en la mayoría de los casos, no se controlan de manera correcta, tal y como informa el grupo Synlab. Por este motivo, es importante informar a la población sobre los factores de riesgo que pueden promover un evento cardiovascular, especialmente, aquellos modificables.