NOTICIAS DIARIAS

La prevención del pie diabético necesita la colaboración de AP

Una jornada reconoce el papel de la AP en la prevención del pie diabético.
La prevención del pie diabético requiere de la colaboración de la Atención Primaria.
Angiología y Cirugía VascularEndocrinología y NutriciónMedicina Familiar y ComunitariaMedicina Física y RehabilitaciónMedicina InternaTraumatología y Cirugía Ortopédica

La prevención del pie diabético requiere de la colaboración de la Atención Primaria (AP). Así se ha puesto de manifiesto en la II Jornada sobre Pie Diabético celebrada en el Hospital Príncipe de Asturias (Alcalá de Henares). En una nota de prensa el hospital madrileño ha subrayado la importancia de la colaboración entre AP y especializada. El Príncipe de Asturias dispone desde 2008 con una unidad funcional del pie diabético.

La jornada, celebrada el pasado 14 de mayo, ha puesto en valor la práctica clínica en la Atención Primaria. Este encuentro se ha enfocado en la mejora de la estrategia en el primer nivel asistencial y en la atención especializada. Esto debe llevarse a la práctica tanto en consultas externas como en hospitalización, señala el hospital.

Adecuada derivación

Raquel Martínez, directora de Continuidad Asistencial del hospital, ha destacado la importancia de una adecuada derivación desde AP. “Es clave para la prevención del pie diabético”, ha indicado. Por otro lado, ha recordado el reconocimiento de la unidad del centro tanto en el Servicio Madrileño de Salud (SERMAS), como en el Ministerio de Sanidad. Según ha subrayado, “se debe al buen hacer de todos los profesionales de la unidad”.

José Antonio Rubio, endocrinólogo y coordinador de la jornada, ha explicado que el pie diabético es una complicación de la diabetes. Este especialista ha señalado que “esta complicación condiciona la aparición de lesiones y úlceras en los pies”. Esto se debe, según ha apuntado, a la neuropatía periférica y la enfermedad arterial periférica.

La colaboración reduce amputaciones

El papel fundamental de la AP ha sido puesto de relieve por Francisco López Ortiz, médico de Atención Primaria. A su juicio, el papel de la Atención Primaria debe encaminarse a la prevención de las úlceras del pie diabético. Esto debe lograrse a través de una estrategia que comprende tanto el cribado, la clasificación del riesgo y medidas de educación sanitaria.

Rubio ha indicado que el resultado final más grave del pie diabético es la amputación del miembro inferior (AMI). Este caso suele aparecer en el 2-3% de los pacientes con diabetes mellitus. No obstante, hasta un 30% de los mismos están en riesgo de ulcerarse. El hospital madrileño cuenta con más de 10 años de experiencia, según subraya el propio centro. A lo largo de este tiempo sus profesionales han comprobado la importancia del trabajo multidisciplinar.

La unidad de pie diabético está formada por podólogos, cirujanos vasculares y generales, traumatólogos, médicos internistas y rehabilitadores y radiólogos intervencionistas. Durante esta jornada se ha insistido en la importancia de la colaboración de los 2 niveles asistenciales. La evidencia ha demostrado que la colaboración entre AP y especializada reduce un 50% las amputaciones, según el hospital.