NOTICIAS DIARIAS

Recomiendan hacer ejercicio para mejorar el deterioro cognitivo

GeriatríaMedicina del Deporte

El ejercicio 2 veces por semana puede mejorar la memoria de las personas con deterioro cognitivo leve. Así se deduce de las nuevas pautas para para deterioro cognitivo leve de la American Academy of Neurology, donde se recomienda a los médicos prescribir actividad física a estos pacientes. La guía actualizada se ha publicado en la revista Neurology, tal y como ha informado Mayo Clinic.

Según Ronald Petersen, autor principal del artículo, hace tiempo que se sabe que el ejercicio regular es beneficioso para la salud cardiaca. “Ahora podemos decir que el ejercicio también ayuda a mejorar la memoria en las personas con deterioro cognitivo leve”, señala el también director del Centro para Investigación sobre la Enfermedad de Alzheimer de Mayo Clinic.

“Lo que es bueno para el corazón, también lo es para el cerebro”, añade el investigador, que anima a realizar ejercicio aeróbico durante 150 minutos semanales (5 sesiones de 30 minutos o 3 de 50 minutos). “El ejercicio podría lentificar la velocidad con la que avanza el deterioro cognitivo leve hacia la demencia”, afirma el especialista.

Otra de las recomendaciones incluidas en la guía actualizada anima a los médicos a prescribir a los pacientes con deterioro cognitivo leve entrenamiento cognitivo, aunque existe poca evidencia sobre sus beneficios. Este tipo de entrenamiento consiste en realizar ejercicios repetitivos para la memoria y el razonamiento; se puede llevar a cabo de forma individual, en grupo o con un asistente virtual.

De acuerdo con la American Academy of Neurology, más del 6% de los mayores de 60 años tienen deterioro cognitivo leve, un porcentaje que supera el 37% en el caso de los mayores de 85 años. Ante esta prevalencia, descubrir factores del estilo de vida capaces de ralentizar la velocidad del deterioro cognitivo puede marcar una gran diferencia, según Peterson.

“No debemos pensar que el envejecimiento es un proceso pasivo, sino que podemos hacer algo respecto al curso que nuestro envejecimiento tome. Por lo tanto, si estoy destinado a sufrir de deterioro cognitivo a los 72 años, puedo hacer ejercicio y retrasarlo hasta los 75 o 78 años. ¡Eso es bastante!”, subraya.