NOTICIAS DIARIAS

Reconocen incapacidad temporal por estrés a una educadora

El TSJA reconoce la incapacidad temporal por estrés de una educadora.
El TSJA reconoce la incapacidad temporal por estrés de una educadora.
Medicina del TrabajoMedicina Familiar y Comunitaria

Una educadora ha conseguido que le reconozcan la incapacidad temporal por estrés, así como que se considere accidente laboral un episodio que sufrió durante un curso de formación. De esta forma, el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) da la razón a la trabajadora. Esta había reclamado en principio ante el Juzgado de lo Social número 6 de Granada, que denegó su petición.

Según informa la agencia EFE, la mujer reclamaba a la Junta de Andalucía y el Instituto Nacional de la Seguridad Social incapacidad temporal por estrés vinculado a su trabajo en un centro de menores de la ciudad granadina. Asimismo, pedía que se considerara accidente laboral un hecho que tuvo lugar en octubre de 2016. En concreto, durante un curso sobre Mindfulness en el ámbito del acogimiento de menores.

Accidente laboral

La Consejería de Salud impartía la formación a profesionales del sistema de atención a la infancia de la comunidad. Durante la misma, la educatora sufrió un episodio de crisis hipertensiva que derivó en una hemorragia cerebral.

Tras la denegación, la trabajadora presentó un recurso. Ahora, la Sala de lo Social el TSJA ha declarado el episodio como accidente laboral y ha impuesto una sanción a la Consejería de Igualdad y Bienestar Social. En ese sentido, el fallo señala que, aunque hubo episodios posteriores, el diagnóstico no se planteó en los mismos términos el primer día. De igual modo, se ha reconocido la incapacidad temporal por estrés.

La educadora ha presentado su reclamación de la mano de los servicios jurídicos del sindicato CSIF Granada. De acuerdo con su responsable en el sector de Administración General de la Junta, Mayte Merlo, el fallo recuerda los “peligros y dificultades” que deben afrontar los trabajadores de centros de menores. Profesionales que, según ha dicho, pueden presentar problemas físicos, psicológicos o emocionales. Por eso, ha reclamado la necesidad de que se reconozca un plus de peligrosidad, toxicidad y penosidad.