NOTICIAS DIARIAS

Reconstrucción mamaria inmediata con implante, a estudio

Proceso de reconstrucción mamaria con implante previo.
Proceso de reconstrucción mamaria con implante previo. Pablo Benito Duque et alter.
Cirugía Plástica, Estética y Reparadora

El uso del colgajo capsular retropectoral puede ser útil en la reconstrucción mamaria inmediata realizada tras una mastectomía a pacientes portadoras de un implante previo. Así se deduce de un estudio de investigadores del Servicio de Cirugía Plástica del Hospital Universitario Ramón y Cajal de Madrid. Los resultados se han publicado en la revista Cirugía Plástica Ibero-Latinoamericana.

Según explican los autores, la reconstrucción mamaria inmediata en personas portadoras de prótesis de aumento debe plantearse de manera diferente. El estudio recoge la experiencia del servicio en el abordaje con colgajo capsular periprotésico. En concreto, se incluyeron los casos de reconstrucción mamaria inmediata con prótesis previa realizados entre diciembre de 2014 y febrero de 2016.

Se excluyeron los implantes de menos de un año, los subglandulares, las contracturas III y IV, las roturas protésicas, las pacientes fumadoras y las subsidiarias de radioterapia. Finalmente, se seleccionaron 4 mujeres con cáncer de mama con 44 años de media. El volumen medio de los implantes fue de 410 cc. Todas recibieron profilaxis antibiótica antes de la intervención.

La técnica

Para llevar a cabo la reconstrucción mamaria inmediata mediante esta técnica, la mastectomía debía preservar intacto el tejido periprotésico. Se realizó la disección submuscular entre el músculo pectoral mayor y la cápsula periprotésica en su superficie anterior; se puso especial cuidado para mantener íntegra la cápsula. Una vez levantado el pectoral mayor, se llevó a cabo una capsulotomía hemicircunferencial superior en el borde de repleción cefálico de la cápsula.

Imágenes intraoperatorias de reconstrucción mamaria con implante previo.

Imágenes intraoperatorias de la reconstrucción mamaria. Pablo Benito Duque et al.

A continuación, dicha cápsula se abatió. Después, se introdujo un nuevo implante. Para calcular su volumen, se sumó el volumen de la prótesis previa al volumen del tejido mamario resecado. Tras su colocación, se cubrió con la cápsula abatida en el polo inferior y con el músculo pectoral mayor en el polo superior. Se suturó la cápsula al borde inferior del músculo para cubrir por completo la prótesis. Por último, se cerró, dejando 2 drenajes aspirativos a vacío.

Resultados

Después de un periodo de seguimiento medio de 17 meses, ninguna paciente sufrió complicaciones mayores. Por ejemplo, infección, seroma o hematoma. Tampoco se desarrolló contractura capsular en ningún caso ni fue necesario reintervenir por ningún motivo. Asimismo, los resultados estéticos fueron satisfactorios en todas las pacientes sometidas a reconstrucción mamaria inmediata con esta técnica.

Según los autores, el uso de la cápsula periprotésica disecada de la superficie posterior del músculo pectoral mayor permite crear un bolsillo músculo-cápsular totalmente cerrado e independiente del plano subcutáneo para la prótesis. “Se trata de una técnica segura, de fácil realización y los resultados estéticos obtenidos son comparables a la mama no reconstruida”, afirman. Sin embargo, creen necesario realizar estudio con una muestra mayor para validar los datos.