NOTICIAS DIARIAS

Una resonancia descubre las anomalías cerebrales del zika

Las anomalías cerebrales del zika pueden detectarse con resonancia.
La resonancia y la tomografía permiten detectar precozmente las anomalías cerebrales del zika.
Medicina InternaMicrobiología y ParasitologíaNeurología. NeurocirugíaPediatría. Cirugía PediátricaRadiodiagnóstico. Medicina Nuclear

Las anomalías cerebrales del zika pueden detectarse con una resonancia magnética y una tomografía computarizada. Así lo desvelan los autores de un estudio publicado en JAMA Network Open, del que se hace eco HealthImaging. Estas 2 técnicas de neuroimagen resultan, por lo tanto, fundamentales para evaluar a estos pacientes, según destaca el estudio.

La investigación está liderada por un equipo de la Escuela de Medicina de la Universidad de California (Los Ángeles). Los investigadores analizaron a más de 100 niños que habían estado expuestos al virus del Zika antes de nacer. Mediante estas técnicas de neuroimagen identificaron la mayoría de las anomalías cerebrales del zika entre los bebés que revestían mayor gravedad, señala HealthImaging. Además, los investigadores detectaron anomalías cerebrales en un 10% de los menores cuyo estado no era grave.

Las anomalías cerebrales del zika detectadas por estos investigadores van desde cambios leves como una vasculopatía o quistes germinolíticos, hasta cambios graves como calcificaciones subcorticales. También detectaron otras anomalías como ventriculomegalia o el manto cortical delgado, según señalan los autores del estudio. Los investigadores afirman que la realización temprana de pruebas de neuroimagen es una de las mejores opciones para evaluar a los niños expuestos al zika.

Los niños incluidos en el estudio nacieron meses antes de que se declarase en Brasil la emergencia por el virus del Zika. Los menores expuestos a este virus pueden presentar diferentes anomalías como microcefalia, deterioro neurológico o problemas en las estructuras cerebrales, concluye HealthImaging.