NOTICIAS DIARIAS

El riesgo de EPOC también se asocia a cigarrillos electrónicos

El riesgo de EPOC también se mantiene con los cigarrillos electrónicos.
La SEPAR recuerda que los cigarrillos electrónicos contienen sustancias tóxicas presentes en los convencionales.
Neumología. Cirugía Torácica

El riesgo de EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica) también se asocia al consumo de cigarrillos electrónicos. Estos y otros dispositivos como ENDS, IQOS, JUUL y las pipas de agua llevan sustancias químicas, señala la SEPAR. La Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) asegura que contienen acroleína y acenafteno, al igual que el tabaco convencional.

La SEPAR insiste en que estas nuevas formas de fumar no son eficaces para ayudar a los fumadores a dejar este hábito. No son seguras, ya que pueden favorecer la aparición de enfermedades respiratorias crónicas como la EPOC y el asma, recuerda. El doctor Juan Antonio Riesco ha ofrecido estos datos en una ponencia sobre nuevas formas de tabaquismo. Este neumólogo del Hospital Universitario de Cáceres asegura que los cigarrillos electrónicos pueden empeorar estas enfermedades en pacientes ya diagnosticados.

Nuevas formas de tabaquismo

El principal factor de riesgo de EPOC es el tabaco, indica la sociedad científica. Radicales libres y otras sustancias químicas aparecen durante los procesos de combustión y pirólisis. Estas sustancias son responsables de fenómenos de estrés oxidativo, y estos dan lugar a la inflamación característica de la EPOC.

Desde SEPAR reconocen que se está produciendo un importante cambio en las formas de fumar. En los últimos años se han incorporado los cigarrillos electrónicos y otros dispositivos, asegura. “Existe cierta confusión social acerca del perfil de seguridad de estas nuevas formas de tabaquismo”, añade Riesco. Según señala, se intentan introducir como formas de fumar de bajo riesgo o introduciendo conceptos como “reducción de daños”.

Sustancias presentes en el tabaco

Varios estudios revelan que las nuevas formas de tabaquismo contienen sustancias que están presentes en el tabaco convencional. SEPAR insiste en que estas nuevas formas no son inocuas para la salud. Contienen sustancias oxidantes y componentes químicos especialmente tóxicos para el pulmón. Además, en algunos estudios aparecen en mayor cantidad que los detectados en el tabaco convencional.

Las investigaciones en jóvenes han demostrado que el consumo de cigarrillos electrónicos se asocia a una mayor producción de síntomas bronquiales. En definitiva, concluye la SEPAR, las nuevas formas de fumar no son eficaces para ayudar a los fumadores a dejar de fumar ni tampoco son seguras.