NOTICIAS DIARIAS

Ruber incorpora ecógrafos en 3 y 4D para el seguimiento obstétrico y ginecológico

Radiodiagnóstico. Medicina Nuclear

El aparato de ultrasonido permite obtener imágenes en 3 y 4 dimensiones, de tal manera que es posible diferenciar la morfología del feto, pero también verlo en movimiento; una ventaja que posibilita estudiar la relación del nonato con su entorno.

El ecógrafo de alta gama no solo permite el almacenar y procesar las imágenes de forma instantánea, sino que también puede transferirlas a cualquier soporte informático en tiempo real. Esto permite, por ejemplo, contrastar la información con otros centros sanitarios.

Desde el punto de vista práctico, “la posibilidad de estudiar el sistema nervioso central es más preciso y fiable y, permite, además, medir la vascularización de los órganos”, tal como explica la directora del servicio en una nota de prensa.

Desde el punto de vista afectivo, la principal ventaja es “la obtención de imágenes de gran calidad y realismo, que suelen ser más fáciles de interpretar para los padres”, opina la doctora Arancha Moreno sobre un atributo que, además, “mejora la relación de la madre con el feto y la gestión de los síntomas provocados por el embarazo”.

Por su parte, las mujeres pre, peri y posmenopáusicas sometidas a tratamiento hormonal o que presenten alteraciones en el patrón de sangrado también se verán beneficiadas por esta adquisición que facilitará el seguimiento ecográfico del endometrio y los ovarios.

También supone una gran mejora en la evaluación de úteros arquatos o septos, en el caso de malformaciones uterinas y para el diagóstico diferencial en casos de duda sobre patología endometrial como pólipos, miomas, tumores y sinequias.

“Es de fundamental importancia en el caso de los tratamientos estimuladores del crecimiento endometrial, incluidos fármacos como el tamoxifeno”, añade la nota, “también es pertinente su utilización en el caso de masas anexiales para indicar su tratamiento óptimo y disminuir la tasa de cirugía”.

Aun así, “ni la ecografía 3D ni la 4D sustituyen a la ecografía en 2 dimensiones”, sentencia Moreno, quien las considera más bien “un complemento, que permite aumentar la eficacia diagnóstica”.