NOTICIAS DIARIAS

Semana Mundial de la Inmunización: AEPap denuncia el desabastecimiento de vacunas

Pediatría. Cirugía Pediátrica

“Los responsables de las administraciones sanitarias deben considerar la inmunización una prioridad nacional y, como tal, asegurar la disponibilidad en los servicios públicos tanto de las vacunas incluidas en los calendarios vacunales como de las necesarias para situaciones de riesgo”, resume la asociación en una nota de prensa.

En este sentido, advierten, “la labor e implicación de los profesionales no es suficiente para conseguir unas tasas de cobertura adecuadas”, sino que “son necesarias, además, una infraestructura y un aprovisionamiento de productos sanitarios que son responsabilidad de las autoridades”, señalan.

Los afectados consideran “intolerable” que se produzcan situaciones de desabastecimiento, “no solo por los posibles riesgos sanitarios derivados de la omisión o retraso en la administración de una dosis, sino por el mensaje de banalización que se ofrece” y que provoca “situaciones que comprometen la credibilidad de las vacunas” , justifican los pediatras de familia.

En este sentido la doctora Concha Sánchez Pina recuerda que, “en países con un alto nivel de desarrollo económico y sociosanitario existe una desafección, cuando no un movimiento activo frente a las vacunas, que no debemos alentar con actitudes erráticas y poco rigurosas”.

Frente a esta problemática, la presidenta de la AEPap considera necesario “trasladar el debate a foros de ámbito científico profesional y huir del sensacionalismo”. No obstante, admite, muchas veces, son los propios profesionales quienes necesitan actualizar sus conocimientos, por ejemplo, respecto a particularidades geográficas y temporales o situaciones especiales de riesgo.

“Se necesitan profesionales adecuadamente formados que puedan tomar las mejores decisiones en cada momento y para cada paciente, proporcionar una adecuada información a las familias y desterrar mitos y conceptos erróneos”, resume la coordinadora del grupo, Rosa Albañil. Pero, para ello, “necesitan recibir instrucciones precisas y coherentes de las autoridades sanitarias”, asegura Albañil.