NOTICIAS DIARIAS

Síndrome de Alport: enfermedad infradiagnosticada

Análisis Clínicos. Bioquímica ClínicaOtorrinolaringología

El diagnóstico del síndrome de Alport aumentará gracias a las técnicas de secuenciación masiva. Es una de las conclusiones de un estudio de la Fundació Puigvert, el Hospital Universitario De Vall D´Hebron y el Hospital Del Mar de Barcelona, el Hospital Universitario Josep Trueta de Girona y el Hospital Clínico Universitario Virgen de La Arrixaca de Murcia.

Según explican los autores, el síndrome de Alport autosómico dominante es una enfermedad genética infradiagnosticada que afecta la membrana basal glomerular. El trabajo, que se presentó en el último Congreso Nacional de la Sociedad Española de Nefrología (SEN), pretendía definir las características clínicas y genéticas de 38 familias con mutaciones en los genes COL4A3-COL4A4.

El estudio incluyó a 130 pacientes (62 hombres y 68 mujeres) con una mediana de edad al diagnóstico de 30 años. Todos presentaron hematuria y 81 presentaron proteinuria en el momento del estudio genético, que se realizó mediante las técnicas NGS (secuenciación masiva) y MLPA (Multiplex Ligation-dependent Probe Amplification).

Del total, 39 evolucionaron a enfermedad renal terminal con 54 años de media; en 3 de ellos ocurrió antes de los 40 años. Se detectó hipoacusia en 21 pacientes. De 38 los casos de síndrome de Alport, ninguno presentó lenticono. 14 familias presentaron mutaciones en COL4A3, 19 en COL4A4 y 5 herencia digénica incluyendo variantes en COL4A3-COL4A4.

Se observó gran variabilidad intrafamiliar; no hubo diferencias significativas en la supervivencia entre mutaciones truncantes y no truncantes.

Se realizó la biopsia renal en 34 pacientes; 12 mostraron glomeruloesclerosis focal y segmentaria, 9 glomerulonefritis mesangial con depósitos inespecíficos de IgM-C3, 7 glomerulonefritis mesangial con inmunofluorescencia negativa y 6 eran ópticamente normales. En 15 de las 34 se realizó microscopía electrónica, detectando adelgazamiento difuso de la membrana basal glomerular en todos los casos.

A partir de estos resultados, los autores apuntan que la hipoacusia es más frecuente que la reportada en la literatura y la evolución a enfermedad renal terminal es poco común antes de los 40 años. “La concienciación sobre la enfermedad, así como la disponibilidad de técnicas de secuenciación masiva, aumentará el número de pacientes diagnosticados, mejorando el conocimiento de la enfermedad y facilitando el consejo genético”, concluyen.