NOTICIAS DIARIAS

Teriparatida, mejor que risedronato en fracturas osteoporóticas

Reumatología

El tratamiento de 24 meses con teriparatida rhPTH 1-34 subcutánea de origen recombinante es más eficaz que el risedronato en la reducción del riesgo de nuevas fracturas vertebrales y clínicas en mujeres posmenopáusicas con osteoporosis grave, según un estudio de la farmacéutica Lilly, que comercializa el fármaco bajo la marca Forsteo®.

El ensayo clínico aleatorizado, doble-ciego y con doble enmascaramiento que publica The Lancet, realizó un seguimiento de 2 años a 1.360 mujeres de 14 países de Europa, América del Norte (Estados Unidos y Canadá) y América del Sur (Argentina y Brasil). Todas ellas, posmenopáusicas mayores de 45 años, sufrían baja densidad mineral ósea y, al menos, 2 fracturas vertebrales previas moderadas o una severa. El 71% de las voluntarias había recibido tratamiento previo con bifosfonato u otro fármaco para la osteoporosis.

En este ensayo clínico en fase IV, un grupo consumió teriparatida subcutánea a 20 μg diarios más una dosis semanal de placebo oral, mientras al segundo grupo se le suministró 35 miligramos semanales de risedronato oral más una inyección diaria de placebo. “El 5,4% de las pacientes tratadas con teriparatida presentaron nuevas fracturas vertebrales en comparación con el 12% de las posmenopáusicas  tratadas con risedronato”, asegura David L. Kendler, autor principal de estudio, en una nota de prensa.

Además de esta reducción del 56% en el riesgo relativo de fractura, el profesor de Endocrinología en la Universidad British Columbia de Vancouver observó que el efecto de la teriparatida era visible a partir de los 12 meses de tratamiento. “El 6% de las mujeres tratadas con teriparatida presentaron una nueva fractura vertebral o un empeoramiento de la fractura preexistente, en comparación con el 12,9% del grupo de risedronato”, añade.

Así mismo, el 4,8% de las pacientes tratadas con teriparatida sufrieron un conglomerado de fracturas vertebrales asociadas a dolor y de fracturas no vertebrales, cosa que se produjo en el 9,8% de sus compañeras tratadas con el bifosfonato oral. Respecto a la incidencia de fracturas no vertebrales o cambios en el dolor de espalda y la calidad de vida, los investigadores no hallaron ninguna diferencia estadísticamente significativa entre los grupos.

Los resultados sobre los efectos adversos y los parámetros de seguridad analíticos fueron coherentes con los perfiles ya conocidos de ambos fármacos, si bien, en los ensayos preclínicos con ratas, la teriparatida rhPTH 1-34 se relacionó con el desarrollo de osteosarcoma. Los casos de cáncer óseo son muy infrecuentes en humanos tratados con teriparitida; no obstante “antes de tomar Forsteo®, los pacientes deben advertir a su médico si padecen enfermedad ósea de Paget o han recibido radioterapia”, recomienda.