NOTICIAS DIARIAS

Test prenatal no invasivo se implanta en Valencia

Un test prenatal no invasivo detecta alteraciones cromosómicas en sangre materna.
Las mujeres tienden a ser madres más mayores.
Análisis Clínicos. Bioquímica ClínicaGinecología y Obstetricia

Un test prenatal no invasivo se va a implantar en la Comunidad Valenciana como prueba complementaria en el primer trimestre del embarazo. El objetivo es mejorar la detección de anomalías cromosómicas en el feto y reducir los falsos positivos del cribado combinado del primer trimestre, una prueba que forma parte del Programa Diagnóstico Prenatal desde 2013.

Según ha informado la Generalitat valenciana, el test prenatal no invasivo se basa en el análisis de ADN fetal en sangre materna. Permite detectar trisomías y otras alteraciones cromosómicas en el feto con más fiabilidad que el cribado que se realiza en la actualidad. En consecuencia, permitirá reducir el número de pruebas invasivas necesarias. De esta forma, se reducirán también las pérdidas fetales derivadas de técnicas como la amniocentesis o la biopsia de vellosidades coriales.

“La clara relación de esta variable, la edad materna, con la probabilidad de ser considerado como un embarazo de alto riesgo de alteraciones cromosómicas, ha provocado que el número de mujeres que tienen que someterse a una prueba invasiva haya aumentado progresivamente”, ha señalado la Generalitat.

El nuevo test prenatal no invasivo está pensado para mujeres mayores de 35 años, ya que el riesgo de anomalías cromosómicas es mayor. De hecho, el número de embarazos con resultados positivos en el cribado aumenta de forma paralela a la edad de las mujeres embarazadas. Por ejemplo, en la Comunidad valenciana, el 39,6% de los nacimientos registrados el año pasado eran de mujeres mayores de 35 años. En 2016 el porcentaje fue del 37,6%.

Consentimiento del test prenatal no invasivo

Según las estimaciones, la prueba se ofrecerá a unas 1500 mujeres al año. Para llevarse a cabo, es necesario que la mujer firme un consentimiento informado. Asimismo, debe recibir toda la información sobre el procedimiento y el cribado prenatal. Debe registrarse todo en la historia clínica de la mujer, que puede someterse a la prueba a partir de la décima semana de gestación.

El test tiene que realizarse por debajo de la semana 14 de embarazo. Los resultados estarán disponibles en unos 10-15 días. Solo se desaconseja realizar esta prueba en casos de embarazo gemelar con gemelo evanescente. Tampoco se recomienda si existen antecedentes recientes de transfusión sanguínea alogénica, trasplante alogénico, terapia inmunitaria o terapia de células madre, ya que los resultados pueden estar alterados.