NOTICIAS DIARIAS

Trasplantes de médula ósea: España realizó 3321 en 2017

España alcanzó en 2017 un máximo histórico de 3321 trasplantes de médula ósea tras superar los 3216 del año anterior.
Hematología y Hemoterapia

España alcanzó en 2017 un máximo histórico de 3321 trasplantes de médula ósea tras superar los 3216 del año anterior. Son datos de la última memoria de actividad de la Organización Nacional de Trasplantes. Según la ONT, el 63% de los trasplantes haploidénticos se ha incrementado notablemente en los últimos años, realizándose un total de 350 en 2017, 5 veces más que en 2012.

En este sentido, Carlos Solano, presidente del Grupo Español de Trasplante Hematopoyético (GETH), de la Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia (SEHH) y jefe del Servicio de Hematología y Hemoterapia del Hospital Clínico de Valencia, señala que en esta modalidad de trasplantes de médula ósea, el donante “es compatible con el receptor en un 50%, lo que permite disponer más rápidamente de un donante compatible en los casos urgentes”.

Cifras por comunidades autónomas

Las comunidades autónomas que más trasplantes de médula ósea realizan son Madrid (598), Cataluña (573) y Andalucía (510). En esta última autonomía se realizaron 310 trasplantes de progenitores hematopoyéticos autólogos y 200 trasplantes de progenitores hematopoyéticos alogénicos. Dentro de los alogénicos, se realizaron un total de 53 haploidénticos, 6 más que en toda Cataluña.

En este contexto, el Hospital Regional de Málaga “Carlos Haya” se posiciona como el centro andaluz que más trasplantes de progenitores hematopoyéticos hizo en 2017. El centro realizó un total de 136 trasplantes (50 autólogos y 86 alogénicos, 22 de ellos haploidénticos), frente a los 127 de 2016. Por detrás están el Virgen del Rocío, con 129; el Virgen de las Nieves, con 70; el Reina Sofía, con 67; el Jerez de la Frontera, con 52; el Puerta del Mar, con 21; el Ciudad de Jaén, con 20; y el Juan Ramón Jiménez, con 15.

Asimismo, Solano afirma que “la tasa de trasplantes de progenitores hematopoyéticos por millón de población sigue aumentando”. Para el especialista hace que “estemos en el grupo de países de la Unión Europea con una mayor actividad en TPH”.  A su juicio, es posible “gracias a la actividad coordinada de la Organización Nacional de Trasplantes, el Registro de Donantes de Médula Ósea y sociedades científicas, alineadas en conseguir la realización de los trasplantes de progenitores hematopoyéticos necesarios para el tratamiento de nuestros pacientes, con el menor riesgo posible”, añade.

Novedades farmacológicas

Los especialista alertan de las últimas novedades en torno al trasplante de progenitores hematopoyéticos. Entre ellos destacan “el gran número de nuevos fármacos en fase de investigación para la profilaxis. También el tratamiento de la enfermedad injerto contra huésped, la mejor utilización de fármacos inmunoterápicos en el contexto del TPH. Asimismo, la confirmación de la eficacia de fármacos que reducen la incidencia o mejoran el tratamiento de algunas complicaciones graves de estos trasplantes, como la enfermedad venooclusiva hepática (EVOH), la infección por citomegalovirus o la microangiopatía trombótica”, apunta.

Sin embargo, “la novedad con mayor impacto ha sido la introducción de las terapias CAR-T». Lo han hecho «tras la publicación de ensayos clínicos pivotales, con las comunicaciones de su uso en vida real y la aprobación de las 2 primeras terapias CAR-T”. Ello ha motivado la creación de diferentes grupos de trabajo en el seno del Ministerio de Sanidad con participación de las distintas sociedades científicas implicadas en la aplicación de estas terapias, entre las que se incluye el GETH.

Anna Sureda

Por otro lado, Anna Sureda, jefa del Servicio de Hematología Clínica en el Instituto Catalán de Oncología L`Hospitalet, incide en que es «lógico» pensar que si los resultados preliminares de las terapias CAR-T se confirman, «estas estrategias serán complementarias al TPH alogénico. Conforme haya más resultados con suficiente seguimiento en algunas patologías, habrá pacientes en los que la terapia CAR-T ofrecerá mejores resultados que el TPH. No obstante, esto no se conoce con total seguridad”. Para la especialista, hay que entender que la inmunoterapia CAR-T es más específica que la que consigue el TPH alogénico, pero esta misma especificidad hace que, por el momento, el tumor se escape a este ataque en una proporción de casos”.

Asimismo, la experta recuerda que “está habiendo mucha investigación en inmunoterapia CAR a nivel mundial, particularmente en leucemia aguda linfoblástica y linfoma no Hodgkin”. Para ella, los recientes resultados de ensayos clínicos y estudios de vida real indican que puede llegar a conseguir respuestas completas, con duración de 2 años o más, en un 35-40% de los pacientes con linfoma no Hodgkin difuso de células grandes B tratados con enfermedad muy resistente a cualquier otro tipo de terapia”.

En pacientes con mieloma múltiple, “los resultados son algo inferiores por el momento, pero seguro que van a ir mejorando con las modificaciones que se están introduciendo en los diseños de este tipo de tratamientos”, concluye.