NOTICIAS DIARIAS

Trastornos mentales: causa de discapacidad de Latinoamérica

Los trastornos mentales causan un tercio de la discapacidad en las Américas.
La depresión y la ansiedad son los trastornos mentales que causan más discapacidad.
Latinoamérica

Los trastornos mentales causan un tercio de la discapacidad en las Américas, según un nuevo informe de la Organización Panamericana de la Salud (OPS). El documento recoge también la escasez de financiación para abordar esta realidad. Por esta razón, instan a los gobiernos de la zona a incrementar la inversión destinada a salud mental. Asimismo, recomiendan asignar los recursos a las intervenciones con mayor costoeficacia comprobada.

Según ha informado la OPS, los trastornos mentales producen un 34% de la discapacidad total de América Latina y el Caribe. Entre los trastornos mentales, destaca la depresión, que constituye la principal causa de discapacidad, seguida de la ansiedad. A pesar de su importancia, de media se destina solo el 2% del presupuesto sanitario a los trastornos mentales. De ese presupuesto, más de la mitad va a parar a centros psiquiátricos.

“Los países de ingresos bajos, en especial, agravan su carencia de recursos al asignar los escasos fondos a hospitales psiquiátricos”, señala Claudina Cayetano, asesora regional de la OPS en salud mental.

Según la experta, destinar la mayoría de los fondos a estos hospitales implica dejar desatendidos trastornos mentales “más comunes”. Por ejemplo, las citadas depresión y ansiedad. De hecho, invertir en centros psiquiátricos contradice las recomendaciones de la OPS. Por el contrario, esta organización apuesta por atender a los pacientes en Atención Primaria o en hospitales generales. Además, recomienda contar con apoyo social.

De acuerdo con la OPS, esta opción es más costoeficaz. Además, aumenta la probabilidad de que las personas afectadas busquen tratamiento, ya que se evita la estigmatización y el aislamiento. “Existen grandes brechas de financiamiento. Pero es mucho lo que aún puede lograrse mediante la reasignación de los fondos hacia la integración de la salud mental en la Atención Primaria y los recursos comunitarios”, añade la doctora.

Financiar la atención de trastornos mentales

“Las personas que padecen enfermedades mentales siguen sin recibir un tratamiento adecuado y eficaz debido a la falta de acceso a los servicios de salud mental, la estigmatización cultural y la poca capacidad resolutiva de la Atención Primaria”, recalca la asesora de la OPS, cuyo informe aporta “la información y las herramientas necesarias para responder mejor a las enfermedades mentales como una prioridad mundial en materia de salud y desarrollo”.

En ese sentido, la organización propone aumentar la financiación, reconociendo los retos que plantea el incremento de la inversión. Estos incluyen:

  1. Incongruencias en los datos reportados sobre la inversión en salud mental entre todos los países.
  2. Subestimación de la carga de los trastornos mentales.
  3. Necesidad de voluntad política para afrontar los cambios necesarios para mejorar los servicios de salud mental.