NOTICIAS DIARIAS

Un estent, eficaz para tratar estenosis ureteral en Oncología

Fernando Lista habla sobre estenosis ureteral.
Fernando Lista, jefe de la Sección de Endourología de MD Anderson Cancer Center Madrid.
Ginecología y ObstetriciaNefrologíaOncología Médica. Oncología RadioterápicaUrología

La estenosis ureteral en pacientes oncológicos puede solucionarse mediante la colocación de un estent. Así lo asegura Fernando Lista, jefe de la Sección de Endourología de MD Anderson Cancer Center Madrid. Este procedimiento es una alternativa a la colocación del catéter doble J, que puede provocar dolor intenso y sangre en la orina en ocasiones.

Según explica el especialista, la estenosis ureteral es uno de los efectos secundarios principales del tratamiento quirúrgico o radioterápico de los tumores ginecológicos. El estrechamiento del uréter hace que el riñón no vacíe la orina de manera correcta, de manera que esta se acumula y puede provocar insuficiencia renal. Esto, a su vez, obliga a bajar la dosis de quimioterapia para evitar su toxicidad, ya que no se elimina de manera adecuada.

Por lo general, a los pacientes oncológicos con estenosis ureteral se les coloca un catéter doble J. El problema es que este dispositivo está en contacto con la vejiga y el riñón. “En ocasiones puede provocar sangre en orina y dolor intenso”, comenta Lista, según el cual estos síntomas merman la calidad de vida de estas personas. No obstante, existe una alternativa: un estent.

Ventajas del estent

El estent evita el dolor y el sangrado del catéter. Además, una vez colocado, no es necesario cambiarlo. Sin embargo, en el caso del catéter hay que hacerlo cada 6-8 meses. Esto hace que el estent tenga ventajas respecto al catéter. De hecho, ya se usaba en personas con estenosis ureteral congénita, pero existían dudas respecto a su uso en pacientes oncológicos.

“Los resultados en la práctica clínica están siendo muy buenos”, afirma el jefe de sección.

“Para cuadrar una intervención en un paciente oncológico, hay que revisar que no tenga agendada una dosis de quimioterapia, que en ese momento no esté bajo de defensas, etcétera, lo cual complica todo aún más”, destaca el experto, que explica que el estent se puede colocar incluso en personas que tengan ya un catéter. Se sustituye un dispositivo por otro y de esta forma se ahorran visitas al hospital.

Estenosis ureteral y cáncer

Aunque la estenosis ureteral se produce en pacientes oncológicos, sobre todo por radioterapia y cirugía, también puede producirse por presión de una masa tumoral. Por ejemplo, en el caso del linfoma retroperitoneal. Cuando ocurre como consecuencia de la cirugía, el problema es la cicatrización. “Al ser un conducto tan fino, la cicatrización del tejido tras cirugía puede provocar fibrosis y de ahí estenosis.

“El conducto se vuelve rígido y no realiza su movimiento normal”, comenta Lista.

En el caso de la radioterapia, la estenosis ureteral se da como consecuencia del envejecimiento prematuro del tejido. “Se vuelve más fibroso, más duro y pierde elasticidad -aclara-, como si el tejido pasara de tener 20 a 40 años”. Este problema se presenta en la mayoría de los pacientes oncológicos a largo plazo.