NOTICIAS DIARIAS

Un estudio alerta del uso incorrecto de los inhaladores por parte de los pacientes

Neumología. Cirugía Torácica

Al analizar qué factores propician un uso incorrecto de los inhaladores, los investigadores han identificado que la mayoría de las veces (entre un 70 y un 90%) los pacientes comenten errores que impiden que el fármaco llegue a sus pulmones. Según ha explicado Nick Hanania, neumólogo y profesor en el Baylor College of Medicine, “en el mejor de los casos, al inhalar el paciente logra que el 40% del fármaco llegue a sus pulmones. Pero el uso incorrecto de los inhaladores puede provocar que solo llegue un 7%”.

Rajoshi Biswas, estudiante del Rice’s Scalable Health Lab, ha sido la encargada de detectar los errores más comunes a la hora de usar un inhalador. Para ello, Biswas ha analizado y estudiado durante 6 años los estudios que se habían realizado al respecto. En este sentido, la estudiante ha evaluado el uso que dan los pacientes a los inhaladores y ha analizado los patrones de inhalación de los enfermos con alguna patología respiratoria.

Falta de precisión y coordinación

El uso incorrecto de los inhaladores se debe principalmente a la falta de precisión y coordinación por parte del paciente, asegura el estudio. Según señalan los autores, los inhaladores tienen que ser agitados al menos durante 2 segundos antes de cada uso. Sin embargo, los pacientes suelen olvidar agitar su inhalador o no lo agitan durante el tiempo suficiente. Otro de los factores que incide en un mal uso es el ángulo. “El ángulo en que se sostiene el inhalador también es fundamental. Una desviación, por pequeña que sea, puede provocar que el fármaco se pegue a la lengua o la boca”, aseguran.

Asimismo, han identificado fallos a la hora de inhalar el fármaco del dispositivo en relación al esfuerzo y el tiempo de inhalación. Tal y como explican, los pacientes deben contener la respiración durante 10 segundos para que el fármaco llegue adecuadamente a sus pulmones. Los responsables de esta investigación esperan que la comunidad científica tenga en consideración estos resultados y actualice las pautas recomendadas para el uso de inhaladores.