NOTICIAS DIARIAS

“Un final feliz” en la lucha para erradicar la hepatitis C

Carmelo Gómez Hepatitis C
Acto de presentación de la nueva campaña contra la Hepatitis C con la participación de Carmelo Gómez.
Última hora

Pistoletazo de salida a la nueva campaña “Un final feliz para la hepatitis C” de la Alianza para la Eliminación de las Hepatitis Víricas en España (AEHVE). El acto de lanzamiento de la campaña ha tenido lugar en el Ministerio de Sanidad y ha contado con la colaboración de la Asociación Española para el Estudio del Hígado (AEEH). Como padrino,  uno de excepción, el actor Carmelo Gómez, paciente curado de hepatitis C.

El objetivo de la campaña es lograr la eliminación total de la enfermedad en España, puesto que actualmente existen tratamientos efectivos casi en el 100% de los casos. El doctor Javier García-Samaniego, coordinador de la alianza afirma que España ha alcanzado en los últimos años un máximo histórico de curas. “España puede sacar pecho por ser el país del mundo con más pacientes curados por millón de habitantes”, apostilló.

“Todavía nos queda un reto. Tenemos que hacer una búsqueda activa de todas aquellas personas que padecen una enfermedad vírica de este tipo y no lo saben”. García-Samaniego.

Carmelo Gómez, ganador contra la hepatitis C

El famoso actor español de televisión y cine ha sido el embajador de esta campaña. Carmelo fue diagnosticado de esta enfermedad casi sin querer. “Yo era donante y en una de las donaciones me dijeron que ya no podía porque padecía una enfermedad vírica”, afirmó. Tanto el actor como los promotores de esta campaña coinciden en que el diagnóstico precoz es esencial para tratar la enfermedad.

“Simplemente me sentía cansado. Mi día a día de actor se me hacía más duro, pero en ningún momento habría pensado en padecer esta enfermedad. Tras el diagnóstico, tuve que sufrir el tratamiento anterior que era mucho más doloroso, pero la nueva pastilla me cambió la vida”. Carmelo Gómez.

El actor llama a la sociedad para que conozca la enfermedad. “Se hace duro tener que decírselo a la gente. Sientes que no lo puedes decir, estás estigmatizado”, aseveró el actor. Sin embargo, el nuevo tratamiento cambió su vida. Carmelo afirma que cuando comenzó con “la pastillita” todo fue a mejor. “Se acabaron las transfusiones y la gente me decía que la pastilla era ‘espabilina’ porque tenía mucha más energía”.