NOTICIAS DIARIAS

Un método de educación nutricional combate la obesidad

Pediatría. Cirugía Pediátrica

Un método de educación nutricional, llamado Nutriplato, permitirá que los niños tengan una dieta con un equilibrio entre los diversos grupos de alimentos, lo que ayudaría a combatir la obesidad infantil, según señalan las entidades que lo impulsan. Este método, inspirado en el Plato de Harvard para comer saludablemente, pretende llegar a 40.000 niños y a 10.000 nutricionistas en una primera fase. 

La iniciativa surge tras año y medio de trabajo de un equipo multidisciplinar formado por 20 expertos del Hospital Sant Joan de Déu y la empresa de alimentación Nestlé. El método de educación nutricional está basado en la dieta mediterránea y pensado, especialmente, para la etapa infantil pues, hasta un 23% de los niños españoles tiene sobrepeso y más del 18% obesidad, según el último estudio Aladino.

“Las verduras deben ocupar la mitad del plato y las carnes e hidratos de carbono un cuarto, respectivamente. En la realidad, estas proporciones están invertidas en la mayoría de los hogares españoles, los hidratos de carbono son los que ocupan más del 50%, en lugar de las verduras”, indica un comunicado que distribuye la agencia EFE.

El método de educación nutricional presenta un plato didáctico de tamaño real en el que se muestran las proporciones de los grupos alimentarios que deben estar presentes tanto en la comida como en la cena. Dicho procedimiento se completa mediante una guía sencilla sobre la mejor forma de usar el plato y de seguir las recomendaciones pautadas.

La guía proporciona consejos sobre el tamaño que deben tener las raciones en función de la edad, así como un recetario con menús equilibrados que se adaptan de manera específica a 2 rangos de edad: de 4 a 6 años y de 7 a 12 años. La Unidad de Nutrición Clínica y Dietética del Hospital Sant Joan de Déu será quien se encargará de evaluar el método de educación nutricional.

Para ello, analizará a los niños que se adhieran a dicha dieta 2 veces por semana para conocer sus hábitos alimentarios y si se produce una mejora de su índice de masa corporal (IMC). El Hospital Sant Joan de Déu calcula que tendrá los primeros resultados cuando termine el primer año de seguimiento. Posteriormente, pretenden ampliarlo a los centros de Atención Primaria.