NOTICIAS DIARIAS

Un nuevo tratamiento acaba con el cáncer de vejiga en ratones

Encargados de desarrollar el nuevo tratamiento
Drs. Xabier Aguirre y Felipe Prosper, científicos encargados del nuevo tratamiento contra el cáncer de vejiga.
Alergología e InmunologíaOncología Médica. Oncología Radioterápica

El cáncer de vejiga es uno de los tumores más frecuentes, según la Asociación Española contra el Cáncer (AECC). Por ello, investigadores de la Clínica Universidad de Navarra trabajan sobre un tratamiento que combina la inmunoterapia y la inhibición de 2 proteínas epigenéticas. Esta novedosa aproximación terapéutica ha demostrado la remisión de un 85% de tumores en sujetos animales. La revista Nature Medicine ha publicado los resultados en su último número.

En España son diagnosticados cerca de 12 200 casos de cáncer de vejiga al año con predominio de los hombres. El problema principal de este tipo de tumor es su alta tasa de mortalidad y que con los tratamientos habituales existe una gran probabilidad de reaparición. Por lo tanto, se debe recurrir a técnicas muy especializadas, que suponen un problema para los sistemas sanitarios por su elevado coste. En la actualidad, la inmunoterapia (una parte de este nuevo tratamiento) ha demostrado resultados positivos pero bajos, entre un 20 y 30%.

Inmunoterapia e inhibidor epigenético contra el cáncer de vejiga

La alteración de ciertos factores epigenéticos tiene una vinculación directa con el cáncer de vejiga. Estos mecanismos moleculares condicionan la expresión de los genes implicados en el desarrollo del cáncer. Principalmente sucede con las proteínas epigenéticas G9a y DNMT. Los investigadores han desarrollado un compuesto llamado CM.272 que es capaz de bloquear la actividad de estas proteínas. El compuesto, junto con 3 dosis de inmunoterapia anti-PDL1 provocó la eliminación de las células cancerígenas y la activación del sistema inmune con éxito del 85% en ratones.

Estos resultados suponen un avance significativo en la medicina personalizada contra el cáncer, en concreto, con este tipo de tumores. El motivo es que favorecen la respuesta al tratamiento con inmunoterapia en un mayor porcentaje de pacientes y permite reconocer a los pacientes que se podrían beneficiar de este tratamiento. Actualmente, se ha comenzado a trabajar en el diseño de los ensayos clínicos que permitirían validar los resultados obtenidos en este estudio y trasladar el tratamiento a la clínica.