NOTICIAS DIARIAS

Un test de sangre permite detectar el hígado graso

Cirugía General y del Aparato Digestivo

Un test de sangre permite detectar de manera no invasiva el hígado graso no alcohólico, una patología que puede evolucionar a otras enfermedades, como la cirrosis o el cáncer hepático. Así lo ha señalado en una nota Sanitas, que acaba de incorporar esta prueba diagnóstica a la cartera de servicios del Hospital Sanitas CIMA de Barcelona.

Según recoge la agencia EFE, el método habitual para diagnosticar el hígado graso es la biopsia, “un procedimiento invasivo que puede acarrear molestias e incomodidades para los pacientes”. Como alternativa no invasiva, el citado centro ha incorporado un test de sangre que usa el sistema OWLiver.

A través de una muestra de sangre, es posible determinar si una persona sufre hígado graso, una inflamación hepática o una esteatohepatitis no alcohólica con una precisión diagnóstica de hasta el 90%, de acuerdo con las pruebas realizadas en 25 pacientes.

“El diagnóstico temprano de esta patología es clave, ya que permite dirigir el esfuerzo a evitar la progresión de la enfermedad y, por tanto, limitar complicaciones a los pacientes”, ha apuntado el jefe del Servicio de Aparato Digestivo del Hospital Sanitas CIMA, Modesto José Varas, según el cual el nuevo test de sangre “permitirá acelerar” el proceso.

La enfermedad del hígado graso no alcohólico “está relacionada con la diabetes y la obesidad y puede superar la cifra de 9 millones de personas afectadas en España”, de acuerdo con el Libro Blanco de la Hepatología en España de la Asociación Española para el Estudio del Hígado (AEEH), que ha demostrado que la prevalencia es del 26% en los individuos entre 15 y 85 años.