NOTICIAS DIARIAS

Una sinapsis artificial aprende sola

Ciencia y Tecnología

La biomimética es la disciplina que se inspira en el funcionamiento del cerebro para diseñar máquinas cada vez más inteligentes. La tecnología de la información ya lo aplica en forma de algoritmos para el reconocimiento de imágenes, por ejemplo, u otras tareas complejas que consumen una energía excesiva.

En esta investigación se ha dado un paso más al crear en un chip una sinapsis artificial que es capaz de aprender, tal y como explicó Vicent García, uno de los investigadores. Además, han desarrollado un modelo capaz de explicar la capacidad de aprendizaje, lo que abre el camino a crear una red neuronal y un sistema energético que consuma menos energía y menos tiempo.

Los memristores

El proceso cerebral por el que aprende el cerebro humano tiene ver con la sinapsis que conecta las neuronas entre sí. Cuanto más se estimula esa sinapsis, más se aprende y más se refuerza la conexión. Este equipo fue capaz de crear los memristores para desarrollar una sinapsis artificial inspirada en este mecanismo

Los memristores son una capa delgada ferroeléctrica que se intercala entre 2 electrodos, cuya resistencia se puede sintonizar con pulsos de voltaje parecidos a los de las neuronas. Si la resistencia es baja, la conexión será fuerte, pero si es alta, la conexión sináptica será más débil. Esta capacidad de adaptación de las resistencias es lo que permite aprender.

Esta es la primera vez que se desarrolla un modelo capaz de predecir el funcionamiento de las sinapsis artificiales. Comprender este proceso, dicen los autores, haría posible desarrollar una serie de neuronas artificiales interconectadas por los memristores. El hallazgo se usará para el reconcomiendo de formas en tiempo real con una cámara que se activará cuando detecte un cambio en el ángulo de visión al activarse los píxeles.