NOTICIAS DIARIAS

La unidad de aislamiento de La Paz, siempre lista para actuar

Profesionales de la unidad de aislamiento de La Paz, junto al consejero de Sanidad.
El consejero de Sanidad en funciones, Enrique Ruiz Escudero, junto a los profesionales de la unidad de aislamiento de La Paz.
Última hora

La unidad de aislamiento de La Paz se mantiene activa en caso de un posible contagio de enfermedad infecciosa. El consejero de Sanidad en funciones ha visitado las instalaciones de la unidad que atendió a Teresa Rodríguez, la enfermera española que contrajo el ébola en 2014. Enrique Ruiz Escudero ha subrayado la labor de esta unidad multidisciplinar “en la que nada se deja al azar”. El consejero ha avanzado, en este encuentro, que próximamente será designada como CSUR (Red de Centros, Servicios y Unidades de Referencia).

Los profesionales de la unidad de aislamiento de La Paz han atendido 4 casos confirmados de enfermedades infecciosas de alto riesgo ( 3 de ébola y uno de fiebre hemorrágica). El caso de fiebre hemorrágica tuvo lugar en septiembre de 2016. Desde entonces, el personal sigue recibiendo formación y haciendo entrenamientos de manera periódica. Tal y como han explicado los profesionales de la unidad al consejero, esta unidad realiza revisiones técnicas “muy protocolizadas” cada semana.

Sus profesionales, en formación constante

Durante la visita, Ruiz Escudero ha podido conocer de primera mano el estricto protocolo de actuación que siguen estos profesionales. Asimismo, ha presenciado uno de los momentos más delicados de este proceso: la retirada del traje de los profesionales. Esta unidad es la que más experiencia tiene en el territorio nacional en el manejo de estas enfermedades. Está coordinada por el doctor José Ramón Arribas, jefe de Sección de Enfermedades Infecciosas. Dispone de 78 profesionales de diferentes ramas: enfermería, Laboratorio, Medicina Intensiva, prevención de riesgos laborales, Medicina Preventiva e infectólogos.

La unidad tiene capacidad para atender simultáneamente a 2 pacientes afectados de cualquier enfermedad infecciosa de alto riesgo. Además cuenta con un laboratorio para la recogida y análisis de muestras. También dispone de otro laboratorio para el diagnóstico de muestras microbiológicas.

La formación de los profesionales de esta unidad es constante. Tal y como ha destacado el hospital madrileño, “es fundamental para estar preparados ante posibles casos que puedan surgir”. El hospital recuerda que entre 2014 y 2016, África Occidental sufrió la peor epidemia por virus de Ébola conocida hasta el momento. En la actualidad, la República Democrática del Congo vive su peor epidemia de esta enfermedad, que se ha cobrado 11 000 vidas.