NOTICIAS DIARIAS

Venezuela: desabastecimiento y falta de personal en hospitales

Latinoamérica

El pasado lunes, 25 de junio, los profesionales sanitarios ocuparon a las calles de Caracas para denunciar el desabastecimiento de insumos hospitalarios y los bajísimos salarios (500.000 bolívares quincenales; entre 0,25 y 4 dólares según las tasas oficiales) que están llevando a numerosos profesionales a abandonar los hospitales en busca de otros empleos. “Por los miserables sueldos se ha ido todo el mundo de aquí”, denuncia la jefa del servicio de Cirugía de El Algodonal, Marieta Rea Lares en declaraciones a la agencia EFE.

“Cada vez tenemos menos médicos y menos enfermeras; del servicio mío que son 48 camas queda una sola enfermera de guardia en la noche porque no hay personal”, lamenta la doctora. “El salario no alcanza para nada”, coincide Johanna Rivas, enfermera desde hace 12 años en el Hospital de Niños J.M de Los Ríos. En este centro, una institución de referencia nacional, “te presionan porque tienes que venir con el uniforme impecable, pulcro, pero ¿cómo compramos jabón?”, cuestiona Rivas, “una bolsa vale 6.000.000 bolívares y nosotros ganamos 500.000: es una falta de respeto”.

Al sueldo, que los manifestantes tacharon de “burla”, se suma la falta generalizada de materiales, fármacos y alimentos. “La comida de los pacientes es una arepita sola, es pasta sola, es arroz solo”, ejemplifica José Luis Spitia, delegado sindical en el hospital caraqueño, “no hay medicamentos, no hay insumos, aquí no hay nada”, advierte. “Las camareras no tienen material de limpieza y son los mismos familiares de los pacientes los que les llevan los productos”, añaden los representantes sindicales de Hospitales y Clínicas Mayerling Méndez.

Salud: 8 ministros en 5 años

Durante las protestas, el gobierno de Nicolás Maduro anunció la destitución de Luis López y el nombramiento del médico Carlos Alvarado en el cargo de ministro de Salud. Alvarado se convierte así en el octavo encargado de la cartera sanitaria desde que Maduro alcanzase el poder en 2013. Según informa la agencia, desde entonces el sistema sanitario de Venezuela “ha sufrido un colapso que se traduce en hospitales en ruinas, falta de medicamentos y daño de equipos médicos”. Esta “crisis sin precedentes, ha pulverizado el poder de compra del bolívar”, dicen.

A las manifestaciones de la capital venezolana se sumaron numerosos centros sanitarios ubicados en los estados de Lara, Mérida, Trujillo, Portuguesa, Falcón, Aragua y Carabobo, así como docentes y estudiantes de 18 universidades públicas de Venezuela, cuya situación es similar a la del sector sanitario. “Es imposible hoy que un profesor universitario, un obrero, un empleado pueda mantener a la familia”, defiende Raúl Brito, el presidente le de la Asociación de Profesores de la Universidad Nacional Experimental de Guayana. “Estamos pidiendo al Gobierno nacional unos salarios dignos”.